El peso mexicano perdía el miércoles horas antes de que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) emita su anuncio de política monetaria en el que el mercado no espera un alza de tasas, pero buscará señales sobre el ritmo de posibles movimientos en los próximos meses.

La moneda local cotizaba en 17.92 por dólar, con una baja del 0.22% -3.85 centavos-, frente a los 17.88 pesos del precio de referencia de Reuters del martes.

En su análisis de apertura, Monex señaló que a nivel mundial los mercados reportan movimientos mixtos, en vísperas del anuncio de la Fed sobre su política monetaria.

A su vez, el grupo financiero destacó en un documento que en Estados Unidos se publicaron datos sobre construcción e inflación, al tiempo en que se dará a conocer información sobre producción industrial y manufacturas, en tanto que en México no hay cifras relevantes por reportar.

PUBLICIDAD

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) operaba sin muchos cambios en sus primeras transacciones del miércoles, mientras los inversionistas esperan el anuncio de política monetaria que hará la Fed y sus comentarios sobre el ritmo de alza de las tasas de interés en Estados Unidos.

A las 7:39 hora local, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC), que agrupa a las acciones más negociadas, retrocedía un marginal de 0.01% a 44,205.32 puntos.

“El IPC podría tener pocos cambios al inicio de jornada. Los 45,000 se mantienen como un importante techo a vencer”, destacó por su parte el grupo financiero Actinver en su análisis de apertura.

Además, los futuros en Estados Unidos registran movimientos mixtos, donde sobresale la caída de 0.08% del índice S&P.

“Los futuros en Estados Unidos registran pocos cambios, previo a lo que fue la publicación de datos y la espera de la decisión de la Fed.  El mercado ve una probabilidad del 54.0% que la Reserva Federal suba sus tasas en junio”, agregó Actinver.

Con información de Reuters.

 

Siguientes artículos

La fragilidad de la memoria
Por

El presidente de los banqueros encendió la alerta. No debemos olvidar ese regusto amargo de la inestabilidad económica....