Raúl Cervantes renunció este lunes a la titularidad de la Procuraduría General de la República (PGR) con el argumento de no querer estorbar a la aprobación de las leyes pendientes para la creación de la próxima Fiscalía General.

Al reunirse con la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Senado, el funcionario presentó su renuncia, justo cuando cumple un año al frente de la dependencia.

Cervantes fue señalado en los últimos meses por haber querido pasar en automático de procurador a titular de la próxima Fiscalía General de la República. Organizaciones civiles y partidos de oposición presionaron al gobierno federal y al PRI en el Congreso para comprometerse a no permitir dicho “pase automático”, lo cual lograron.

Sin embargo, Cervantes puede legalmente participar en el eventual proceso de selección del fiscal, cuestión que sigue levantando críticas entre la oposición y la sociedad civil.

Ante este escenario, el ahora ex procurador aseguró que se hace a un lado para permitir que se aprueben las leyes pendientes para la creación de la Fiscalía, lo que incluye el nombramiento de su titular.

“Algunos legisladores y políticos han usado mi nombre y mis supuestas aspiraciones como excusa para NO avanzar en aprobación de las leyes que permitirían mejorar las condiciones y herramientas con las que se procura justicia en nuestro querido México. Yo NO tengo ninguna aspiración, fuera de servir con honorabilidad, en cualquier capacidad, pública o privada, a mi país”, publicó en su cuenta de Twitter.

“En próximos días, en la Cámara de Diputados se discutirán las nuevas Iniciativas relacionadas con la Fiscalía General de la Nación. A efecto de no detener más las urgentes leyes que México necesita, he decidido enviar a @EPN (Enrique Peña Nieto) y Senado mi renuncia irrevocable a @PGR_mx”, agregó.

Ante los integrantes del órgano de dirección de la Cámara alta, Cervantes, quien es senador priista con licencia, presumió logros como la elaboración de un nuevo diseño institucional para mejorar la justicia, la detención y vinculación a proceso de funcionarios “que se sentían intocables” y la investigación de un esquema de corrupción internacional, en aparente alusión al caso Odebrecth.

Aunado a esto, afirmó que es necesario avanzar hacia la Fiscalía General para lograr mayor rapidez y eficiencia en la justicia del país.

“Estos logros no son suficientes. No podemos ir más rápido, ni ser más eficientes si no hacemos YA transición a nuevo esquema institucional que asegure, día a día, mejores resultados en el combate a la delincuencia y en dejar atrás la impunidad. NO se trata de personas. Se trata de construir mejores instituciones”, tuiteó Cervantes.

 

Siguientes artículos

Asamblea Constituyente disuelve al poder legislativo en Venezuela
Oposición desconoce resultados en elecciones venezolanas
Por

Según los datos difundidos por el Consejo Nacional Electoral (CNE), el chavismo gobernante se hizo con 17 de los 23 esta...