No es fácil concebir la cantidad de datos que se generan a diario en el mundo. Sin embargo, se calcula que para 2025, se crearán 463 exabytes de datos cada día, lo que es el equivalente a cerca de 213 millones de DVDs. Un volumen descomunal, sin duda. El mayor reto para las organizaciones es cómo gestionar, organizar y analizar dichos datos para obtener la información y los insights que les permitan tomar las mejores decisiones.

La analítica, la inteligencia de negocio y las tecnologías cognitivas prometen ayudar a dar sentido y valor a esos datos. “Actionable insights” es un concepto que se escucha con mayor frecuencia en los entornos empresariales y el cual permite que las organizaciones les den mayor sentido a sus datos y lograr un alto retorno de sus inversiones a partir de los mismos.

Los actionable insights ofrecen importantes beneficios. Pero antes de abordarlos, vale la pena detenerse para comprender mejor qué son los datos, la información y los insights. Si bien suele considerársele sinónimos, su significado y función son distintos.

Por un lado, los datos son hechos brutos y sin procesar que se expresan en números y texto; pueden ser cuantitativos (se miden) o cualitativos (se observan), y residen en bases de datos y hojas de cálculo. La información se deriva de datos que han sido procesados, consolidados y organizados en un formato amigable que le aporta a la gente más contexto; se entrega en la forma de reportes, dashboards o medios visuales.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

En tanto, los insights se generan a partir del análisis de información para llegar a conclusiones. Tanto los datos como la información preparan el escenario para el descubrimiento de insights que tienen un alto potencial de influir en las decisiones y generar cambios.

Al ir un nivel más allá, los actionable insights detonan una acción que favorece el cumplimiento de los objetivos empresariales y tiene un impacto altamente positivo en su desempeño financiero y en la interacción con colaboradores, clientes y socios.

Entre los atributos que los actionable insights tienen, dos se destacan en particular.

  • Alineación. Si un insight está relacionado estrechamente con los objetivos empresariales y las iniciativas estratégicas, es probable que estimule la acción. Los insights basados en KPIs y otras métricas crean un sentido de urgencia, lo que otros datos no harán.
  • Contexto. Hay que identificar por qué un insight es importante y único, por ello se requiere un punto de comparación o un parámetro para darle el contexto adecuado. Sin un contexto, un insight puede terminar provocando más preguntas que motivando acciones.

Sigue en esta sección el avance contra la pandemia en México y el mundo

Para obtener un valor real de sus estrategias analíticas, las empresas se han dado cuenta de que necesitan integrar datos, insights y razonamiento en cada aspecto de sus procesos de toma de decisiones.

Así, una organización basada en insights (IDO, por sus siglas en inglés) convierte a la analítica en una capacidad central para promover una cultura de toma de decisiones basada en actionable insights.

Más específicamente, una IDO se caracteriza por utilizar la analítica como una competencia empresarial y no solamente como un medio tecnológico para analizar datos y generar información. Va más allá al permitir a sus colaboradores ofrecer experiencias en la tienda, por ejemplo, personalizar sugerencias de productos y elevar la excelencia del servicio a clientes. De este modo, al combinar la analítica y las tecnologías cognitivas con la alineación y el contexto de los actionable insights, las organizaciones tienen más elementos para actuar y tomar decisiones que serán determinantes para el crecimiento y rentabilidad de su negocio, de un modo y velocidad que podrá responder a la misma velocidad como lo exigen los mercados actualmente.

Suscríbete a Forbes México

Jesús Cuenca, Socio Líder de Transformación Digital y Analytics en Consultoría, Deloitte México*

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Covid-19: un invierno de espanto
Por

Los próximos meses serán complicados, la crisis, lejos de terminar, está por recrudecerse, de ahí que sea necesario que...