Hace 25 años era impensable que pudiéramos tener reuniones de trabajo y hasta compartir con amigos y familia en tiempo real con gran calidad mediante algún dispositivo electrónico. La tecnología nos ha alcanzado tan rápido que hoy casi vemos con normalidad que una persona normal suba a una nave espacial y salga de la faz de la tierra, que estemos preparando todo para viajar a Marte para construir una ciudad y habitarla en las próximas décadas.

Los activos que para la mayoría de la humanidad están considerados como valiosos, son objetos físicos, como rascacielos, yates o aviones; sin embargo, hoy en día existen activos que “no podemos ver” y que son desproporcionadamente más valiosos, por ejemplo los algoritmos computacionales creados por las empresas de tecnología más grandes del mundo quienes han innovado sectores completos.

El Software as a Service (SaaS) es la revolución en su industria, un modelo de distribución de software en el que un proveedor externo aloja aplicaciones en la nube y las pone a disposición de los clientes a través de internet. Sugiere ser una solución ideal para las empresas de cualquier tamaño, permitiendo reducir el tiempo que se dedica a operaciones repetitivas para enfocarse en actividades de mayor valor.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

A principios de la década de 2000, la primera generación de soluciones SaaS para empresas era inflexible y cerrada, estaba diseñada para resolver un solo problema. Desde entonces, el SaaS ha evolucionado, hoy en día puede abarcar y conectar todo, departamentos de ventas, recursos humanos, financieros, marketing, unos con otros.

Como ventajas adicionales, el SaaS hoy en día permite que trabajemos en remoto desde cualquier lugar del mundo, de manera colaborativa, habilita que todas las áreas trabajen en conjunto con una misma base de datos, como ejemplo, los choferes en campo están conectados con el área de finanzas o con los talleres de reparación y sus centros de distribución en tiempo real.

Sin duda alguna el SaaS es la fuente de la verdad para las empresas y esto tiene que ver con la colaboratividad, permitiendo comunicarse con otros sistemas e integrar con otras herramientas o nuevas tecnologías, como Big Data, Machine Learning o Inteligencia Artificial, pero debemos tener cuidado en entender que estas nuevas tecnologías no son el fin per se del SaaS, sino un medio para mejorar exponencialmente los datos para una mejor toma de decisiones.

Un dilema que surgió al crear y poner el software en la nube fue el de la flexibilidad para construir y adaptarse a necesidades específicas, sobre todo por los corporativos, los cuales estaban acostumbrados a pagar sumas millonarias para desarrollar sus propias soluciones, hoy eso es casi impensable e ineficiente.

¿Ya nos tienes en Facebook? Danos like y recibe la mejor información

Las principales ventajas que ha traído a las empresas la revolución del SaaS son:

  1. La democratización del acceso a las mejores soluciones tecnológicas por cualquier empresa sin importar el tamaño.
  2. Obtener siempre un servicio constante, actualizaciones y mejoras gratuitas.
  3. Un precio mucho más accesible al pasar de un modelo de propiedad a un modelo de suscripción (renta), permitiendo la escalabilidad.
  4. Fácil integración con otros sistemas.
  5. Ahorro en costos de utilización y aprendizaje.
  6. Acceso en cualquier sitio del mundo y cualquier dispositivo.

Más allá de los desafíos de producto, seguridad y confiabilidad que el SaaS debe enfrentar, debemos entender el reto de Market Fit, que sobre todo en Latinoamérica es de adoptabilidad. Los corporativos están acostumbrados a un modelo de propiedad, a invertir mucho dinero en desarrollar a la medida su software, por parte de las PyMEs, en la falta de uso y pago de herramientas que potencialicen sus operaciones. Si comparamos en EUA las PyMEs usan alrededor de 35 soluciones de software en su día a día, en LATAM este número apenas llega a cinco.

Las PyMEs necesitan entender bien qué valor les dará el SaaS y acostumbrarse a pagarlo de forma recurrente, para esto ha ayudado que empresas de streaming de música y video, hayan llegado hace años a LATAM ya que han educado sobre este modelo. Por otro lado, los corporativos deben comprender que el SaaS es mucho más asequible y ágil, y permite la especialización por parte de la empresa que lo ofrece para brindar la mejor tecnología, con la menor fricción posible, ayudando en una mayor velocidad de adopción.

Sigue la información de economía y negocios en Forbes Centroamérica

La estrategia ya no debe ser segmentar a sus clientes por tamaño, sino por la complejidad operativa que se tiene. El SaaS cuando está alineado con los incentivos del cliente, el volumen y la recurrencia es lo que dará valor para poder obtener mejores datos, dar visibilidad de insights potentesa los clientes y crear una rueda de mejora continua.

La visibilidad e información precisa y unificada que un SaaS innovador debería brindar en la mayoría de los casos a sus clientes son seis pilares estratégicos:

  1. ¿Qué?
  2. ¿Cuándo?
  3. ¿Quién?
  4. ¿Dónde?
  5. ¿Por qué?
  6. ¿Por cuánto?

Esta visibilidad y precisión debe ser en tiempo real y 360°, no tener información errónea o faltante, por esto la interconectividad entre sistemas y la facilidad de integración con terceros para trabajar en un ecosistema colaborativo es de vital importancia.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

Poniendo como ejemplo el sector logístico y de transporte, podemos observar que el SaaS puede ayudar muchísimo a mejorar tres áreas que suelen ser muy caras y con poca visibilidad para todo este sector que mueve billones de dólares:

  1. Eficiencia y rendimiento de combustible.
  2. Gestión de mantenimientos y tener la capacidad de predecir demandas y comportamientos.
  3. Y en renovación de flota a través de la eficiencia, tanto de reducirla como de aumentarla, recomendando decisiones estratégicas de activos.

Esta alineación de incentivos ha evolucionado a poder buscar el mayor tiempo de permanencia con el cliente a través del valor otorgado a lo largo del tiempo y no en el aumento del mismo conforme a usabilidad sin alineación.

La oportunidad que hay en LATAM de empresas de software as a service es aún un diamante en bruto, con un crecimiento impresionante, el gran reto no es solamente venderle a las empresas más nuevas con un mindset digital o startups acostumbradas a usar todo tipo de software, si no transformar a la empresa tradicional y que se modernice.

Sigue la información de los negocios en nuestra sección especializada

El software en la nube impulsará sectores que cambiarán sus dinámicas de mercado abruptamente en los próximos años, donde incluso la data que este brinde será clave para nuevas estrategias de negocio. Al final las empresas que quieran aprender y pidan ayuda para mejorar sus empresas con tecnología son quienes tendrán un gran cambio cultural digital, impulsando así a Latinoamérica.

Suscríbete a Forbes México

Oscar Jiménez Rodríguez, fue Co-fundador y CEO de Epiq, y Country Manager y Presidente del Consejo de ThePowerMBA Latinoamérica.*

Twitter: https://twitter.com/OshcarJR

LinkedIn: https://www.linkedin.com/in/oscar-jr/ 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

El correo electrónico ya no es lo de antes, aún así no lo protegemos
Por

Miles recibieron un correo electrónico acerca de una investigación sobre un cibercrimen y el correo venía de una agencia...