Jean Christophe Laizeau, director de Comunicación Internacional de Ruinart (LVMH), compartió con Forbes Centroamérica los próximos proyectos de la Casa de Champagne más antigua del mundo.

 

Por Raquel Azpiroz

 

PUBLICIDAD

Francia, 1 de septiembre de 1729. Nicolas Ruinart inicia el primer libro de contabilidad que registra las actividades dedicadas al “vino con burbujas”, popular entre los aristócratas jóvenes de aquel momento. “En el nombre de Dios y de la Santa Virgen da comienzo el presente libro”: es el certificado de nacimiento de la primera Casa de Champagne. Las botellas producidas fueron regalos para los clientes que habían comprado paños y telas, principal actividad comercial de la familia. Sin embargo, Nicolas tuvo una clara visión de negocio, y seis años después abandonó el comercio de tejidos para centrarse en la producción de la champagne. En 1730 ya vendía 170 botellas, un año después 3,000 y tres décadas más tarde (en 1761) 36,000.

 

¿Qué significa Ruinart?

Nació en el siglo XVIII, al mismo tiempo que el art de vivre francés, y el champagne es una piedra angular de este arte de vivir.

Los franceses inventamos la civilización del gusto, el llamado Siglo de las Luces: dedicación absoluta a intensificar los placeres de los sentidos y de la mente.

 

En Zona Maco observamos su estrecha relación con el arte. ¿Cuál es el próximo artista invitado?

Estamos presentes en 29 ferias mundiales de arte, allí donde se expresen y expongan los artistas de hoy, como Zona Maco en México, Art Basel en Miami, la FIAC en París… Recientemente presentamos la colaboración con Hervé Van der Straeten llamada Miroir, y esta primavera presentaremos una nueva alianza con la artista plástica escocesa Georgia Russell.

 

¿Cómo es el consumidor mexicano?

El consumo de champagne en México no es tan habitual. Estamos impulsando el desarrollo de un consumo mayor. Las grandes marcas en el continente americano son Moët & Chandon y Veuve Clicquot. Por ello, nuestro trabajo como marca en América es mantener la perfección de su ejecución. Los que toman Ruinart conocen nuestro producto y son fieles a él por ser la casa más antigua del mundo, así como por la frescura, redondez y ligereza de la uva Chardonnay.

 

Pocos saben que…

Ruinart se servía en las cortes de los reyes de Francia, particularmente para celebrar el sacramento de Carlos X, y también fue degustado en la inauguración del Concorde.

 

¿Una buena inversión?

Comprar una botella de Dom Ruinart 1996 y venderla en una subasta, aproximadamente 10 años después, con altísimo valor.

 

Siguientes artículos

Un concepto irrazonable que busca cambiar a México
Por

Unreasonable México, una muy importante oportunidad para todos los emprendedores que quieren cambiar al país con ideas i...