Estar saludables tienen que ver con un conjunto de parámetros, actitudes y conductas que nos van a permitir estar bien, funcionar al cien por ciento todos los días y nos va a hacer más fácil enfrentarnos a problemas diarios. ¿Tú qué tan sano estás?

 

 

 

PUBLICIDAD

La salud es un estado de bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de enfermedad.

OMS, 1946

 

 

Cuando te preguntan cómo estás, respondes siempre: bien. ¿Realmente estás bien?

Es probable que ese día no tengas gripa, hayas dormido bien y hasta hayas tenido un buen camino en el tráfico, sin peleas con otro automovilista. Pero tal vez haya algo que no te tiene completamente sano. Una pela por ahí, un estrés en la casa, un dolorcito de cabeza que no se va, que no te haya dado tiempo de hacer ejercicio… O simplemente no sabes qué es eso que te tiene incómodo.

Y la salud, como la define la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde hace muchos años, es más que el no estar enfermo.

Hay muchas cosas que, en mi opinión, tienes que tener en cuenta para estar seguro de que estás sano.

Por ejemplo: ¿Cuándo fue la última vez que fuiste al médico? Si fue cuando eras niño, algo no anda bien. Tal vez eres de los que a veces les da una gripita y ya, pero si eres mayor de 40 años o alguien en tu familia tiene alguna enfermedad importante, sería muy conveniente que te dieras una vuelta por el doctor para que te revisen cosas simples, como la presión arterial, la glucosa, el colesterol, los pulmones, el corazón, el peso… que si se alteran, de poquito a poco, pueden convertirse en un problema grande. Este tipo de revisiones no hay que hacerlas a cada rato, con que sean cada año es suficiente, y así, te aseguras de que todo está en orden.

Otro punto que hay que considerar es: ¿Estás contento con tu trabajo? ¿Con lo que haces diariamente? En general, si estas feliz con tu trabajo  y con tus actividades diarias, claro, con sus dificultades cotidianas, la salud es más fácil de mantener.

Si estás enojado o triste ya desde hace algún tiempo, es posible que la parte mental de la salud se vea afectada, y se puede volver un ciclo que no nos deje avanzar y, a veces, hasta puedes desarrollar síntomas como dolores de cabeza frecuentes o colitis, todo por el tema emocional que no hemos resuelto.

Otro más: ¿Qué haces para mantener tu salud? No sólo se trata de comer frutas y verduras y ejercitarse diariamente. Hay una cultura de prevención que hay que adoptar para estar más sanos. Hacer ejercicio, no fumar, no automedicarse, dormir bien, etcétera, son conductas que nos convienen mucho.

En fin: estar saludables es un conjunto de parámetros, actitudes y conductas que nos van a permitir estar bien, funcionar al cien por ciento todos los días y nos va a hacer más fácil  enfrentarnos a problemas diarios. Incluso, nos puede ayudar a resolverlos mejor, ya que vivir con dolor de cabeza o estar con cólicos en el estómago seguido no es normal. Normalmente así es como el cuerpo nos avisa que hay algo que comienza a descomponerse.

En este espacio escribiré sobre temas de salud, en general, procurando que con cada entrega queden aclaradas las dudas que frecuentemente surgen.

¡Espero que sea útil para ti y que lo disfrutes tanto como yo!

 

Contacto:

Twitter: @marsimar

Email: [email protected]

 

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

 

 

Siguientes artículos

8 tips para lidiar con un sabelotodo en la oficina
Por

Puede ser un compañero o el jefe. Tratar con alguien así resulta a veces desgastante y puede impactar negativamente el a...