El plan de terminar con de las exportaciones petroleras impulsado por el presidente electo, puede presionar a la baja la calificación crediticia de México, advirtió Moody’s.

“Detener las exportaciones sí puede tener repercusiones sobre la calificación, y podría poner presión a la baja”, dijo el analista de deuda soberana de México, Jaime Reusche, en conferencia de prensa.

Esto ocurriría si el próximo gobierno no encuentra un sustituto en ingresos mientras ocurre este cambio en el funcionamiento de Pemex que cortaría los ingresos petroleros al sector público, detalló el analista.

El análisis presentado por Reusche se produce después de que el pasado 14 de octubre, Andrés Manuel López Obrador revelara su intención de finalizar la venta de crudo en extranjero.

PUBLICIDAD

“Ya no se va a vender, en el mediano plazo, petróleo crudo en el extranjero. Queremos procesar toda nuestra materia prima”, dijo el político tabasqueño en una conferencia en Villahermosa.

Relacionado: AMLO enfrentará el riesgo de un ‘gasolinazo’ en enero

En 2012, las exportaciones petroleras representaban 34% del total de ingresos del gobierno federal; en 2017 representó solo 10%.

Reusche comentó que aunque existen dudas respecto a proyectos y confianza de inversión, su posible cancelación no generarían demasiado impacto en la economía mexicana y arcas públicas.

“Pero esto (el fin de las exportaciones petroleras) sí afecta directamente las cuentas fiscales”, indicó

La analista líder de Pemex, Nymia Almeida, mencionó que 83% deuda total de Pemex, es decir, 104,000 mdd, está en dólares.

“El hecho de que vendas más en pesos porque deja de exportar y produces más, te deja con un desequilibrio entre tus ingresos en pesos y obligaciones en dólares”, señaló.

Popular:

3 peligros que podrían descarrilar el crecimiento de Latinoamérica en 2019

 

Siguientes artículos

Banxico vigilará choques a la inflación, dice minuta
Por

Esto para tomar las acciones necesarias y mantener o reforzar la postura monetaria actual para avanzar hacia la meta de...