Cuando una industria impacta en cada rincón del país y genera empleos y desarrollo económico para más de un millón de personas y sus familias, queda clara la enorme responsabilidad que se tiene con el entorno. Pero al mismo tiempo refleja el potencial para realizar más acciones que generen bienestar a este grupo y a la comunidad en general.

En la Industria Mexicana de Coca-Cola, esta es la oportunidad que nos inspira para trabajar de forma integral con aliados que sueñen y trabajen, como nosotros lo hacemos, para lograr un México mejor.

Y estos esfuerzos los realizamos con diferentes comunidades donde operamos. Una de ellas se compone por los mexicanos que trabajan en el campo. 

A lo largo de nuestra historia hemos avanzado juntos con los productores del campo; pero desde hace un par de años, con la diversificación de nuestro portafolio, nos propusimos una nueva meta: sustituir nuestras importaciones por productos locales.

Hoy en día ya somos un importante consumidor del campo mexicano. Actualmente compramos 15 mil millones de pesos anuales y tenemos la visión de que esta cifra aumentará hasta 25 mil millones para 2025.

Vamos por muy buen camino, pero queremos  ir más allá. Creemos que podemos convertir a México en un proveedor de productos del campo a nivel global. 

Entendemos también que no solo se trata de hacer comercio justo, sino de dar un acompañamiento técnico a los productores, a fin de que hagan más eficientes sus procesos, y que cosechen cada vez más producto en el mismo espacio y con menos recursos. Ese es el verdadero impulso que podemos darle al campo mexicano.

No pretendemos hacer las cosas solos. Sabemos que el rumbo del agro mexicano necesita aliados, empezando por el gobierno y otras empresas. Por ello estamos abiertos a realizar alianzas complementarias en busca de que las oportunidades florezcan para todos. 

Otro eje en nuestra estrategia de retribución es la gente, principalmente los jóvenes y las mujeres. 

La Industria Mexicana de Coca-Cola siempre se ha preocupado por impulsar al talento joven, incorporándolo a nuestras filas desde hace más de 90 años.  

Por eso, cuando el gobierno creó el programa Jóvenes Construyendo el Futuro, fue para nosotros una manera natural de seguir apoyando a este grupo y nos sumamos de inmediato a este esfuerzo. Tenemos el compromiso de dar cabida en nuestras operaciones a más de 1,000 jóvenes. De hecho, hay historias de éxito de jóvenes talentosos y entusiastas que ya forman parte de la familia de la Industria Mexicana de Coca-Cola.

Adicional a esto, tenemos una vertiente importante de trabajo con mujeres, con un proyecto de empoderamiento, en donde les ofrecemos las bases para generar proyectos productivos a través de la Fundación Coca-Cola y con socios de la misma.

Otra vía de estos esfuerzos se refleja en nuestra labor con las tienditas del país. Fortalecerlas es otra prioridad para nosotros. Sabemos la relevancia que tienen dentro de la economía al vincular a más de 2.6 millones de personas a esta actividad. Trabajamos con sus propietarios para incrementar la competitividad de los comercios a través de capacitación y modernización, lo cual ha demostrado dar muy buenos resultados, a veces aumentando sus ventas hasta en 20%. 

Hay mucho por lograr en la integración de cada una de estas cadenas productivas, creando sinergias con nuestras inversiones. La meta es lograr el impacto social, económico y ambiental que asegure un impacto positivo en el país.  Dejamos la puerta abierta para que, en conjunto con el sector empresarial, gubernamental y social, sigamos impulsando a diversos sectores del país. 

Por Marlen Gómez Villaseñor, Asuntos Públicos de Coca-Cola México.

@SomosCocaCola

coca-colamexico.com.mx  

 

 

Siguientes artículos

AMLO-Sembrando-Vida
‘No damos frijol con gorgojo, sino bienestar a 200 mil personas con Sembrando Vida’: AMLO
Por

El programa Sembrando Vida no es electorero, ni es sólo dar despensas, sino crear condiciones para que los campesino no...