Para las casas que se dedican a publicar videojuegos, la propiedad intelectual lo es todo. No importa si un juego es bueno a o malo per se, todo el concepto que éste incluye, desde el sistema de juego, los personajes, o su historia, pueden ser retomados en innumerables entregas hasta lograr un éxito crítico o comercial. Por esto las grandes casas de desarrollo lo piensan muy bien antes de lanzar al mercado una nueva propiedad intelectual, ya que tanto la creación del juego en sí, como la construcción de la marca requieren una larga inversión de tiempo y recursos.

La multinacional francesa Ubisoft, dueña de exitosas marcas como Far Cry, Just Dance, o Assassin’s Creed, acaba de lanza la primera entrega de su más reciente propiedad intelectual, Starlink: Battle for Atlas (Ubisoft Toronto, Nintendo Switch / PlayStation 4 / Xbox One). Éste es un juego de aventuras con elementos de combate y exploración, donde tomamos el lugar de una flota de pilotos espaciales que intentan defender al sistema planetario Atlas de un grupo de villanos llamados The Forgotten Legion.

Paradójicamente, la característica que más distingue al juego del resto es también una adición que está sobra: un sistema de toys to life con el que los usuarios pueden comprar figura de los pilotos y partes extra para sus naves que se reflejan en el juego cuando se activan mediante su interfaz. Por suerte para los jugadores que no sean fanáticos de los coleccionables, las adiciones que estas piezas incluyen también están disponibles de forma digital, lo cual no hace obligatoria su adquisición. Aunque esto aminora lo especial que se pueda sentir la experiencia de estos juguetes, funciona en beneficio de la mayoría de los usuarios. Además, es una decisión bastante extraña hacer esto en 2018, dado que esta tendencia se quedó olvida en franquicias como Skylanders o Disney Infinity.

Este juego lo podríamos definir como una mezcla entre Star Fox y No Man’s Sky. Del primero, tenemos prácticamente una reproducción del sistema de vuelo y batalla, en el que nos movemos de forma más bien plana en el espacio, dando al juego un estilo de navegación bastante amigable.

PUBLICIDAD

Sin embargo, el encuentro de Starlink: Battle for Atlas con Star Fox va más allá de la mera influencia, ya que también es un crossover. En la versión de Nintendo Switch, que es la que pude probar, la historia es diferente, ya que está incluido su icónico protagonista Fox McCloud, junto con los demás personajes de la franquicia de Nintendo.

La historia busca un pretexto para formar una alianza entre el grupo Starlink y la flota de Fox, que tienen un enemigo en común. Con esto el juego nos da como contenido adicional una serie de misiones exclusivas de Fox y su equipo. Pero además de esto podemos usar a Fox como piloto para alguna de las demás naves que hagamos.

Esta inclusión de los personajes de Star Fox se siente inesperadamente natural, debido a que en sí el concepto mismo de Starlink está basado en la popular franquicia de Nintendo, y el sistema de juego se siente bastante similar. Por esta razón es bastante extraño que Ubisoft haya decidido mantener éste como un juego multi plataformas, ya que funcionaría excelente como una exclusiva para la consola de Nintendo, sobre todo considerando que esta versión contiene más contenido. A pesar de que los gráficos se ven mejor en las versiones de Xbox One y PlayStation 4, no hay razón para jugarlo en una plataforma que no sea el Switch.

En cuanto a No Man’s Sky, tenemos un sistema de mejoras para la nave muy similar, así como el concepto de exploración planetaria en sí: esto incluye la recolección de tecnologías y administración de recursos. La gran diferencia con este juego es que Starlink no tiene un universo infinito con innumerables planetas y sistema solares por explorar. Aquí tenemos una serie de planetas solr con ecosistemas bastante bien definidos e interesantes, entre los cuales nos podremos mover conforme progresa la historia.

Uno de los elementos que separa a Starlink de sus influencias es la fuerte carga narrativa, que usa numerosas secuencias cinematográficas con animaciones que parecen salidas de una serie animada para preadolescentes. Esto a veces hace sentir al juego como una serie de animación de Cartoon Network, mostrando con claridad hacia quiénes está dirigido este título.

A pesar del estilo evidentemente infantil y de la inclusión (opcional e innecesaria) de figuras de plástico, Starlink: Battle for Atlas es un juego bastante divertido, con un sistema fácil de entender e incluso dominar, apto no sólo para niños sino también para adultos. Aunque el proceso de obtener todos los recursos disponibles en un planeta es algo repetitivo, la experiencia de exploración de sus ecosistemas, así como de sus frenéticas batallas, lo hace una opción interesante para los fanáticos de los simuladores de vuelo y la ciencia ficción.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @IrvingPeres

Podcast: El Beastcast

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Cómo hacer del futbol mexicano un gran negocio
Por

Si en verdad queremos darle prioridad al deporte para combatir el problema de inseguridad, violencia, vicios entre los j...