Por Luciano Scandolari*

La Secretaría de Energía, a través del Centro Nacional de Control de Energía, presentó las bases para la tercera edición de las Subastas de Largo Plazo. Esta iniciativa pretende triplicar la generación de energías limpias, aprovechando el potencial de México para desarrollar fuentes más amigables con el medio ambiente.

¿Qué diferencia esta tercera subasta de las dos anteriores? La creación de un mecanismo llamado Cámara de Compensación, que por primera vez permitirá que suministradores privados calificados adquieran energía, potencia y certificados de energía limpia (CELs) mediante contratos de entre 15 y 20 años de duración.

Asimismo, estimamos que en esta ocasión tres riesgos que han estado presentes en las rondas anteriores -no tener un contrato de compra venta de energía (PPA, por sus siglas en inglés), no conseguir hacer bancables los proyectos y no obtener interconexión- se verían minimizados, dado los mecanismos que se incorporaron en esta edición.

PUBLICIDAD

En los procesos anteriores se comprometieron inversiones por 6,600 millones de dólares, principalmente para la construcción de plantas de energía solar y eólica. No obstante, muchos de estos proyectos se quedaron en el tintero, debido a que los precios fueron tan bajos que los márgenes de ganancia no resultaron suficientes para obtener financiamiento bancario.

 

Nuevos precios, nuevas oportunidades

La lección aprendida en los procesos anteriores es que la capacidad y los precios deben incrementarse para que los proyectos obtengan financiamiento.

Si bien la oferta aún no se publica, el incremento de los precios nos hace pensar que los PPA serán aún mayores que en las subastas anteriores. En el primer proceso precalificaron y decidieron participar 227 ofertas de las cuales se adjudicaron 18. En el segundo concursaron 368 y se adjudicaron 89.

Para obtener la precalificación, una empresa debe demostrar su capacidad técnica, escalabilidad y tamaño para cumplir con su oferta y experiencia en el desarrollo financiero.

Valoramos que en esta tercera ronda el número de ofertas aumentará y se harán más sofisticadas; algunos participantes apostarían por el codesarrollo para enfrentar la disminución de los márgenes de ganancia y realizarían ofertas condicionadas para potenciar las ventajas competitivas de cada institución.

 

Fortalezas y debilidades

Una encuesta realizada por Strategy& a más de 50 empresas del sector tras la segunda subasta reveló que las tres principales fortalezas de este proceso fueron el cumplimiento de los tiempos en el calendario (79%), la aclaración constante y pública de dudas (77%) y los avisos a través del sitio y correos electrónicos (73%). No obstante, 80% de los participantes consideraron que la mayor área de oportunidad es conocer con mayor detalle la evaluación y el programa de optimización y 60% cree que se requiere mayor claridad en las diferencias esperadas.

En PwC observamos que a pesar de que la primera y segunda edición de las subastas a largo plazo han tenido errores, se pueden considerar exitosas: sus dos objetivos principales -que CFE obtenga energía a precios competitivos a largo plazo y el detonar la participación de instituciones privadas- se han cumplido y sus resultados nos acercan cada vez más a la meta de que 35% de la energía consumida en 2024 sea renovable.

También pensamos que las energías ganadoras en esta tercera subasta serán solar y eólica. De hecho, la oferta de energía solar en México ha logrado ser más competitiva gracias a la reducción en el precio de los paneles solares producidos por fabricantes de China, con quienes se pueden desarrollar varios proyectos en codesarrollo.

La producción de energías limpias en nuestro país ha logrado atraer la atención de muchos inversionistas en gas y petróleo a nivel mundial, particularmente de empresarios del sur de Estados Unidos. De hecho, este es uno de los aspectos más importantes en la renegociación del Tratado de Libre Comercio con América del Norte.

Con base en lo anterior, observamos que en la tercera subasta a largo plazo se materializarán proyectos que incrementen la competitividad de la industria eléctrica mexicana.

*Luciano Scandolari es socio líder de la práctica de Deals PwC México

 

Contacto:

Twitter: @L_Scandolari

Linkedin: https://mx.linkedin.com/in/lucianoscandolari

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

tarjeta de crédito
A 90% de los mexicanos le preocupa el fraude en tarjetas bancarias
Por

Los mexicanos también están seriamente preocupados por el robo de identidad y el acceso no autorizado o uso indebido de...