El Super Bowl del pasado domingo, que conquistaron los Kansas City Chiefs por 25-22 frente a los San Francisco 49ers con Taylor Swift como estrella en las gradas, tuvo una audiencia de 123.4 millones de espectadores, lo que supone un nuevo récord para una retransmisión televisiva en la historia de EU.

La anterior marca la tenía el Super Bowl del año pasado, en el que también se coronaron los Chiefs pero en esa ocasión ante los Philadelphia Eagles. Ese partido reunió a 115.1 millones de espectadores.

El Super Bowl de 2024 solo tendría por delante el alunizaje del Apolo 11 en 1969, que tuvo una audiencia estimada de entre 125 y 150 millones de personas en EU.

No obstante, y al margen de que en ese caso solo se trata de estimaciones, la llegada del ser humano a la Luna se vio a través de diferentes cadenas por lo que la comparación con el Super Bowl de 2024, que en EU se emitió exclusivamente a través de CBS y sus plataformas y canales complementarios, no sería muy precisa.

Los datos de Nielsen Fast National y Adobe Analytics, divulgados por la NFL en un comunicado, reflejaron que 120 millones de personas vieron el partido a través de CBS.

El resto lo disfrutaron a través de Paramount+, Nickelodeon, Univisión, CBS Sports y NFL+. Concretamente, los 2.2 millones que lo vieron en Univisión supusieron un nuevo récord para un Super Bowl en una cadena en español.

El Allegiant Stadium de Las Vegas presenció el segundo título al hilo para la dinastía del equipo que lidera Patrick Mahomes y su tercer anillo en los últimos cinco años.

La final, que se resolvió en el tiempo extra, contó también con el aliciente de tener entre el público a Taylor Swift, cuyo muy mediático romance con Travis Kelce, jugador de los Chiefs, ha sido una de las grandes historias de la NFL esta temporada.

Una de las imágenes de la noche fue el largo abrazo de Swift y Kelce sobre el césped del estadio de la ciudad del juego tras el triunfo de Kansas City.

Desde que hicieron oficial su relación, las cámaras de la NFL y los fans han buscado a la cantante constantemente en las gradas animando a su novio en cada partido.

Usher fue el protagonista del espectáculo del intermedio y tuvo como invitados especiales a Alicia Keys, H.E.R., Ludacris, Lil Jon y will.i.am.

En cuanto a los anuncios, siete millones de dólares por un comercial de solo 30 segundos era la exclusiva tarifa para aparecer en el escaparate televisivo más visto del mundo.

Lionel Messi, Beyoncé, Jennifer López, Ben Affleck o Arnold Schwarzenegger fueron algunas de las estrellas más destacadas de los comerciales. EFE

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

¿Te gusta informarte por Google News? Sigue nuestro Showcase para tener las mejores historias

 

Siguientes artículos

AMLO-DEA-Colosio
Con sus reformas, AMLO busca incidir en la gente a favor de Morena en las elecciones de 2024, alerta el CEESP
Por

El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado aseguró que las 20 propuestas de reformas de AMLO tienen un objetivo...