Por Óscar González Escárcega

De acuerdo con la Cepal, alrededor de 98% de las empresas de Costa Rica cuenta con menos 100 empleados. Esto las define como micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes). Sin embargo, de acuerdo con distintos estudios de la Cámara de Industrias de Costa Rica (CICR) y de la Universidad de Costa Rica, en los últimos tres años disminuyó la actividad emprendedora en más de 30%.

Con este panorama, los ministerios de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones de Costa Rica, de Economía y Comercio, el Centro Nacional de Alta Tecnología y el Consejo Nacional de Rectores formaron una alianza público-privada con la empresa de telecomunicaciones Telefónica para promover en el país un ecosistema emprendedor basado en la innovación.

Dicha iniciativa está fincada en la red existente alrededor del mundo llamada Telefónica Open Future, que cuenta con un portafolio de más de 35,000 proyectos, 500 startups financiadas y oficinas en 20 países en Latinoamérica, Europa y Asia.

PUBLICIDAD

“Costa Rica tiene características muy particulares que facilitan la aplicación de este tipo de alianzas para impulsar emprendedores, tiene una población muy abocada a la tecnología y hay mucho movimiento en el tema de emprendimiento y mucho talento”, comenta a Forbes Centroamérica Karla Espinoza, gerente de Comunicación de Telefónica.

Puede participar cualquier equipo de emprendedores que tenga una idea de negocio con un componente tecnológico asociado, no hay límite de edad y pueden o no tener experiencia en su perfil emprendedor.

Espinoza menciona además que la alianza público-privada está pactada por tres años, durante los cuales emitirán una convocatoria cada seis meses con la intención de apoyar y sacar adelante al mayor número de generaciones.

Los proyectos seleccionados trabajarán durante seis meses en las instalaciones CR OF denominadas CREATEC, un espacio de crowdworking que tiene como objetivo apoyar el talento y transformar el tejido empresarial local, ubicado en el CeNAT, explicó Juan José Muñoz, responsable de Costa Rica Open Future (CROF).

Ahí los emprendedores podrán intercambiar ideas y capacitarse en procesos de emprendimiento en etapas iniciales, tales como la creación de modelos de negocio, desarrollo de clientes, ventas y mercadeo; además, podrán aprovechar los laboratorios de alta tecnología disponibles en el centro.

“El plan oficial es de seis meses, pero no perdemos el contacto con los emprendedores y se mantiene la vinculación entre generaciones. Eso nos permite dar seguimiento, seguir apoyándolos en la obtención de contactos con clientes e inversionistas”, asegura Juan José Muñoz.

Para todo ello, el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones aportó 100 millones de colones (aproximadamente 185,000 dólares) al proyecto de CROF, que se destinaron al acondicionamiento del espacio físico de crowdworking.

grafico_emprendedores_costa_rica

 

Siguientes artículos

Japón retrasa alza al IVA hasta octubre de 2019
Por

En medio de la incertidumbre por su deuda, el primer ministro japonés dijo que esto se decidió como una medida de apoyo...