Reuters.- Tesla espera en el futuro cercano una escasez global de níquel, cobre y otros minerales usados en las baterías de los autos eléctricos por culpa de una inversión insuficiente en el sector minero, dijo una ejecutiva de la firma en una conferencia industrial este jueves, según dos fuentes.

La compañía, un gran consumidor de minerales, no suele opinar en público sobre la industria de los metales. El cobre, el níquel, el litio y otros minerales relacionados son componentes claves para la fabricación de baterías para vehículos eléctricos y otras partes.

Sarah Maryssael, gerente mundial de suministro de metales para baterías de Tesla, dijo en una conferencia a puerta cerrada celebrada en Washington con mineras, reguladores y legisladores que la compañía espera una escasez de minerales claves para los autos eléctricos en un futuro cercano, según las fuentes.

La empresa de Elon Musk no comentó la información de inmediato.

La industria del cobre está aquejada por años de inversión insuficiente y trabaja ahora arduamente para desarrollar nuevas minas y extraer suministros ante el auge de la tendencia de la electrificación en la economía global. Freeport-McMoRan Inc , el mayor productor mundial de cobre que cotiza en bolsa, se está expandiendo en Estados Unidos e Indonesia.

Lee también: Hackers engañaron a un modelo S de Tesla usando solo stickers

Los autos eléctricos usan dos veces más cobre que los motores de combustión interna. Sistemas de hogar inteligente como el termostato Nest de Alphabet Inc y el asistente personal Alexa de Amazon.com Inc consumirán cerca de 1,5 millones de toneladas de cobre para 2030, frente a las 38.000 toneladas actuales, según datos de la consultora BSRIA.

Todo esto convertirá al metal rojo –y a otros minerales– en materias primas más escasas, lo que preocupa a Tesla.

En la conferencia, a la que asistieron más de 100 personas, participaron funcionarios de los Departamentos de Estado y de Energía de Estados Unidos, además de Standard Lithium Ltd , ioneer Ltd y otras firmas que buscan desarrollar minas de litio en Estados Unidos.

Emite nuevas acciones y deuda

Tesla lanzó este jueves emisiones de nuevas acciones y deuda por un valor de más de 2,000 millones de dólares (mdd), al ceder a la presión de Wall Street para que aumente sus reservas de efectivo.

Analistas habían previsto durante meses que Tesla tendría que buscar fondos para sus planes de expansión, que incluyen la construcción de una fábrica de automóviles eléctricos en Shanghái, el próximo Model Y y un incremento de la producción del sedán Model 3.

Las acciones de la compañía de Silicon Valley subieron más de 5% tras conocerse la noticia del plan de aumento de capital, que sigue a señales de Musk de que la búsqueda de fondos era inminente tras una pérdida de 700 mdd en el primer trimestre.

Tesla dijo en la presentación que buscaría 650 mdd en nuevas acciones y 1,350 mdd en deuda, y que los colocadores tendrán la opción de comprar 15% adicional de cada oferta, lo que podría elevar los ingresos a 2,300 mdd.

«Esta es una decisión inteligente de Musk y Tesla para curarse las heridas y acudir a los mercados de capital», dijo en una nota Dan Ives, analista de Wedbush Securities.

Tesla, que anticipa un gasto de capital de 2,000 millones a 2,500 mdd este año y de hasta 3,000 millones anuales en los próximos dos, terminó su primer trimestre con 2,200 mdd de dólares en efectivo.

No te pierdas:

Tesla lanzará su vehículo autónomo y quiere que lo uses de taxi

 

Siguientes artículos

Peso argentino sigue depreciándose frente al dólar
Por

Los operadores no descartan que el banco central (BCRA) salga a intervenir en la plaza cambiaria, como últimamente lo hi...