Reuters- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llamó el sábado a General Motors Co. a reabrir una planta en Ohio, 10 días después de que la fábrica hiciera su último Chevrolet Cruze.

El último auto salió de la línea de ensamblaje el pasado miércoles en la planta de Lordstown, Ohio, la primera de cinco fábricas en Norteamérica en dejar de producir este año. Además, marcó el final de la fabricación en Estados Unidos del Cruze.

En un tuit, Trump dijo que “como la economía está tan bien, General Motors debe abrir su planta de Lordstown, Ohio, quizá de una forma diferente o con un nuevo dueño. ¡Rápido!”.

“Toyota está invirtiendo 13,500 millones de dólares en Estados Unidos, otros también. GM debe actuar rápidamente. ¡El tiempo es esencial!”, agregó el presidente estadounidense.

PUBLICIDAD

GM no respondió de inmediato a las solicitudes de comentarios el sábado.

 

Siguientes artículos

Semovi aplica la ‘ley del hielo’ a Grin (y a otras startups)
Por

La startup mexicana señala que la dependencia no ha permitido que se abran canales de comunicación; la situación no es e...