La próxima batalla de las entregas se libra en el cielo. El lunes, Eric Allison, jefe de Uber Elevate, reveló un nuevo diseño de dron de entrega de Uber Eats en el escenario de la Cumbre Forbes Under 30 en Detroit. La compañía planea usar este diseño cuando comience a probar la entrega de comidas en San Diego el próximo verano.

El nuevo diseño de drones puede llevar la cena para hasta dos personas y presenta seis rotores, dice la compañía. Su batería está diseñada para ocho minutos, incluidas la carga y descarga, y solo puede realizar recorridos relativamente cortos. El dron tiene un alcance de ida y vuelta de 19 kilómetros, o un tiempo de vuelo total de 18 minutos.

El plan de Uber es llevar las comidas desde los restaurantes a un lugar donde el conductor de Uber viajaría la última milla para la entrega al cliente. También ha considerado aterrizar drones en los techos de los autos de reparto, dijo la compañía en junio cuando dio a conocer sus planes de prueba de drones. En ese momento, Uber Eats había hecho algunas entregas de prueba de un McDonald’s cerca de la Universidad Estatal de San Diego.

También lee: Volar en Uber será más barato que tener tu propio coche, promete la empresa

Es un caso de uso limitado para comenzar, pero Uber Eats no es el único que intenta descifrar las entregas con drones. UPS recibió la aprobación a principios de octubre para comenzar a probar este tipo de entregas, pero se centrará primero en crear una red para hospitales. Amazon también está desarrollando sus propios drones y dijo en junio que comenzaría las entregas “dentro de unos meses”. El Proyecto Wing de Google está probando entregas en Australia, Finlandia y Christiansburg, Virginia.

Si bien la FAA (Administración Federal de Aviación) está comenzando a permitir pruebas, todavía hay muchos obstáculos antes de que la entrega de drones realmente despegue. Tendrán que lidiar con los problemas climáticos y asegurarse de que puedan identificar otros objetos en el cielo, desde pájaros hasta cables e incluso otros drones. A pesar de los obstáculos, las empresas continúan invirtiendo en redes de drones. Para Uber, es parte de una división más grande de Elevate, que está trabajando en nuevas redes de transporte aéreo, desde helicópteros hasta aviones eléctricos VTOL (despegue y aterrizaje vertical).

No te pierdas: Uber quiere llevarte también el súper: anuncia compra de Cornershop

 

Siguientes artículos

La agonía en directo de la última hamburguesa McDonald’s de Islandia
Por

La hamburguesa, acompañada de una ración de patatas fritas, fue trasladada al museo nacional de Islandia y luego a un al...