Dos hermanos comenzaron una startup en EU pero fallaron en la recaudaron de fondos. Sin embargo, algo bueno obtuvieron de la experiencia.

 

Por Karsten Strauss

 

PUBLICIDAD

Hay más lágrimas derramadas sobre financiamiento colectivo (crowdfunding) que botellas de champán descorchadas. No todas las grandes ideas pueden atraer capital, pero quedarse lejos de la meta de financiamiento no significa necesariamente que es hora de lanzar nuestros sueños por la ventana.

Los estudiantes de licenciatura y hermanos gemelos Max y Zach Zitney tenían una idea interesante que a su juicio podría resultar en un producto atractivo. Se trata de un anillo común y corriente que vibra y se ilumina al recibir una llamada o una notificación mediante la tecnología inalámbrica Bluetooth.

Llamado MiRing, el concepto nació mientras los gemelos eran miembros del Club de Creadores de Negocios de la Universidad Estatal de Ohio, un grupo que da clases para emprendedores. Durante la presentación de ideas del club, en noviembre de 2012, ante un grupo de inversionistas locales, los Zitneys compartieron su idea de un anillo vibrador. De los siete grupos, se ubicaron en tercer lugar, ganaron 500 dólares y presentaron una patente provisional de ese mismo mes.

Max y Zach, de 21 años, recibieron el apoyo del coordinador del programa de estudiantes universitarios Krystal Geyer, quien dirigió su desarrollo, y de la diseñadora industrial Erika Braun para crear una versión digital de su producto.

El siguiente paso fue el desarrollo y la obtención de capital, así que los hermanos decidieron comenzar una campaña de crowdfunding de un mes en Fundable.com, una plataforma con sede en Ohio, fundada por Eric Corl y Wil Schróter.

[vimeo id=”68096382″ width=”620″ height=”360″]

“Pensamos que no sería muy caro para ser una startup”, dijo Max Zitney. “Pero después descubrimos lo que necesitábamos realmente, qué tipo de tecnología tendríamos que plantear.”

Para hacer que su startup comenzara a operar y pagar por el desarrollo de producto —no tenían ni siquiera un prototipo de trabajo— los hermanos trataron de recaudar 150,000 dólares en un periodo de 30 días a partir de mediados de julio de este año, pero sólo consiguieron alrededor de 8,000.

Para Max Zitney, la decepcionante campaña les ahorró muchos dolores de cabeza dolor porque les mostró que el producto, bajo su configuración actual, obviamente no estaba despertando un gran entusiasmo.

Pero la historia de los Zitney no termina con sólo reconocer el lado positivo. Una empresa británica llamada NFC Ring, que había desarrollado una idea similar, se acercó a los hermanos, ofreciendo revisar su concepto y posiblemente colaborar en el futuro próximo.

El NFC Ring (que significa Near Field Communication o Comunicación de Campo Cercano) no fracasó en su campaña de crowdfunding, recaudando casi 242,000 libras esterlina (unos 374,000 dólares) a principios de este mes en Kickstarter de un objetivo de sólo 30,000 libras. El producto de esa empresa permite desbloquear el teléfono, tablet o incluso su casa, colocando el anillo de NFC cerca de los gadgets. Incluso información simple puede ser transferida a través del anillo de NFC.

[youtube id=”bqvQ0pZhEBY” width=”620″ height=”360″]

El NFC Ring valoró la idea los zitneys, pero dijo que la tecnología aún no está lista para crear un dispositivo del tamaño de un anillo, habilitado para Bluetooth y que pueda vibrar. Estas características, sin embargo, son las que la empresa desea incorporar en su producto. “Dijeron que ese es su objetivo final”, comenta Zach Zitney, y agregó que en NFC Ring tienen la intención de reanudar el diálogo con los hermanos cuando estén listos para comenzar a integrar los diseños de MiRing a su propia tecnología. Teniendo en cuenta el hecho de que los Zitneys tienen una patente para Estados Unidos, es posible que tengan que hacerlo.

“Todavía hay opciones disponibles”, dijo Max Zitney . “El crowdfunding nos acaba de abrir las puertas.”

Otro aspecto positivo es que los hermanos inventores, empresarios consiguieron entrar como practicantes en Fundable, lo que debería darles una valiosa experiencia, y tal vez un poco de dinero, mientras trabajan para completar sus estudios de comunicaciones y espíritu empresarial hasta el 2015.

 

Siguientes artículos

SwiftKey, el teclado inteligente para Android
Por

Dos amigos han dedicado cinco años al desarrollo de un teclado más eficiente para dispositivos móviles. En 2013 no sólo...