Los efectos de la pandemia han repercutido de manera importante en el cómbate a la violencia de género y de impunidad, a tal grado que en este momento la batalla se está perdiendo, reconoció el subsecretario para Derechos Humanos, Alejandro Encinas.

Si somos objetivos, en estos años de la pandemia vamos perdiendo la batalla, porque se siguen incrementando y necesitamos actuar con mayor energía en el ámbito preventivo”, enfatizó Encinas.

“Pero también en el ámbito de combate a la impunidad, porque la inmensa mayoría de estos delitos no son sancionados por la autoridad”.

Al respecto, Encinas hizo un llamado a las autoridades para redoblar los esfuerzos y combatir este fenómeno al participar Mesa de Atención Integral para Mujeres y Niñas donde se inauguró el Centro de Justicia Integral para las Mujeres, en Uruapan, Michoacán.

Lee: Estado debe pasar del discurso a la acción contra violencia de género: Segob

Aunque el funcionario reconoció que hay una baja en otros delitos de alto impacto como el robo de vehículos y marginalmente el homicidio, reconoció que el feminicidio, violación y la violencia familiar han crecido exponencialmente.

“Los datos que tanto como el señor fiscal nos han presentado confirman esta tendencia, donde lamentablemente la violencia contra la mujer, las niñas y los niños se incrementa de manera significativa”, sentenció.

“Los delitos han cobrado mayor vigencia en año y ocho meses que llevamos de pandemia”.

Detalló que el 31% de los delitos cometidos en el país son contra mujeres y alrededor del 25% se cometen en el hogar.

“Estamos hablando de que el 25% de los delitos que se cometen a nivel nacional suceden en el ámbito del hogar, son muchos más porque la cifra negra la verdad en este ámbito es muy difícil de esclarecer”, puntualizó.

El subsecretario comentó que las autoridades deben cambiar el enfoque en el que se combaten estos delitos e incluso hacer modificaciones a la ley, a fin de que a nivel federal como local se tengan mayores atribuciones para atender las pocas denuncias en estos ilícitos.

Uno de los puntos que enfatizó Encinas, como primordial en la atención a la violencia de género, es el del embarazo adolescente dado que de cada mil nacimientos, son mujeres de entre 12 y 14 años las que los registran.

“Son el reflejo fiel de la gravedad de la situación, porque por más que se quiera justificar que es por el matrimonio acordado, etcétera, pues cualquier hecho de esta naturaleza ya no solamente es estructural, sino violación directamente a las mujeres”, dijo.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

CORONAVIRUS MEXICO CUBREBOCAS COVID 19
Diputados proponen quitar IVA a cubrebocas
Por

Con la eliminación del IVA en cubrebocas, las personas se podrían ahorrar hasta 111 pesos en un paquete de 50 mascarilla...