Por Investing.com

Netflix ha tranquilizado a sus inversionistas. Y no solo eso: los resultados que presentó tras el cierre de Wall Street este miércoles provocó que sus títulos subieran hasta un 10%.

Motivos había. Netflix (NASDAQ:NFLX) dijo que la compañía obtuvo un total de 6,. millones de nuevos suscriptores en todo el mundo entre julio, agosto y septiembre, una cifra muy cercana a la esperada de 7 millones de nuevos suscriptores.

Por otra parte, a empresa declaró un beneficio neto de 5,245 millones de dólares, ligeramente inferior a la expectativa de los mercados, de 5,250 millones de dólares.

Otro de los motivos por los que las acciones de Netflix subieron de manera sobrenatural fue porque el beneficio por acción (BPA) de Netflix fue 1.47 dólares, una cifra superior a los 1.03 dólares esperados por el mercado.

Lee: Netflix: el aumento de suscriptores revive sus acciones; suben 7%

Los usuarios ponen la alerta en Netflix

Es cierto que los números empresariales como tal, son innegociables y ejemplares. Pero la compañía muestra debilidades ante un mercado que empieza a estar saturado.

Netflix (NASDAQ:NFLX) también comunicó el crecimiento de usuarios durante este trimestre. La compañía creció en en 6.8 millones de clientes en los últimos tres meses, algo por debajo de los siete millones que la propia compañía había pronosticado en anteriores resultados, aunque con récord de crecimiento para un tercer trimestre. Así, la empresa tecnológica cerró el último ejercicio trimestral con 158 millones de abonados.

“Como hemos mejorado la variedad, diversidad y calidad de nuestra lista de contenidos, los abonados han crecido, los ingresos aumentaron y podemos financiar aún más en contenidos propios”, ha indicado la compañía en su carta a los accionistas en las que ha detallado los principales hitos de este tercer trimestre del año.

En el comunicado, también se lee que son tiempos complicados debido a los entes que luchan entre sí. No obstante, Netflix considera que el reto está en atraer a los usuarios tradicionales y que aún no han dado el paso al streaming.

“Muchos se están centrando en la ‘guerra de streaming’, pero nosotros hemos estado compitiendo contra streamers (Amazon (NASDAQ:AMZN), YouTube, Hulu) así como con la televisión tradicional durante más de una década. La próxima llegada de servicios como Disney+, Apple (NASDAQ:AAPL) TV+, HBO Max y Peacock aumentará la competencia, pero todos somos pequeños si nos comparamos con la televisión tradicional. Mientras que los nuevos competidores tienen algunos grandes títulos (especialmente títulos de catálogos), ninguno tiene la variedad, diversidad y calidad de la nueva programación original que estamos produciendo alrededor del mundo.”

Existe cierta preocupación porque Netflix no ha sido capaz de cumplir los objetivos de nuevos usuarios en Estados Unidos, que es su principal fuentes de ingresos. Esto se produce además después de que Netflix perdiera suscriptores estadounidenses por primera vez desde 2011 durante el segundo trimestre.

Este estancamiento ha provocado que la compañía haya decidido, al más estilo Apple dejar de ofrecer datos de suscriptores en Estados Unidos, según avanzó en la conferencia de prensa tras los resultados. Así, Netflix hablará de cuatro regiones: América del Norte, Asia-Pacífico, Europa, Oriente Medio y África.

Para los principales analistas esta decisión es un acierto ya que ‘ocultará’ unos datos que podrían ser dañinos de cara a sus acciones.

 

Siguientes artículos

Grandes-Ligas
El sueño de un equipo de Grandes Ligas en México costaría hasta 280 mdd por año
Por

Un equipo mexicano de Grandes Ligas requiere de un proyecto sustentable como los Toronto Blue Jays, indica Rodrigo Ferná...