Oro “abandona” Occidente, desembarca en Oriente

Foto: Reuters

Así, en silencio, las bóvedas en Occidente seguirán vaciándose en beneficio de sus nuevos tenedores, sobre todo en Asia.

 

En este espacio le hemos mantenido al tanto de las cifras que indican que el oro físico, contante y sonante, está abandonando las arcas occidentales para acumularse más y más en Oriente, sobre todo en India y China.

Ahora la noticia a destacar, es que tan pronto como este mismo año, China podría sobrepasar a India como el principal consumidor de oro del mundo.

Las compras locales en el “dragón” asiático dieron un salto de 53.7% en el primer trimestre de 2013 (706.36 toneladas en total), respecto al mismo período del año anterior, según reveló hoy la China Gold Association (CGA) en su portal de internet.

China, en todo 2012, demandó un total de 460 toneladas.

Este dato por sí solo, confirma que es falso que el rey de los metales haya perdido “brillo” entre los inversores, pues con el desplome de sus precios la fiebre asiática por él, es más intensa que nunca.

Por otro lado, en India el gobierno ha tomado una serie de medidas para atenuar el insaciable apetito por el metal –esencial en las bodas y considerado el mejor regalo en su país, para recortar el déficit de su cuenta corriente que ha llegado a un nuevo récord.

Hoy mismo, el ministro de Finanzas de ese país, P. Chidambaram, ha dicho que pretenden contener la importación de oro de manera que no rebase las 850 toneladas. El año pasado, importaron 860.

Sin embargo, hasta ahora los esfuerzos gubernamentales han sido en vano, pues en julio los indios compraron más oro que el mes anterior.

Es un hecho que conforme las restricciones aumenten, lo único que harán será incrementar la actividad en el mercado negro, pero las importaciones, no se detendrán.

Aún así, el acelerado ritmo de consumo de los chinos, hace prever que su demanda toque las 1 mil toneladas y desbanque así del primer sitio a India.

Ahora bien, debemos señalar que a partir del precio mínimo visto el 28 de junio pasado de 1,180 dólares la onza (London PM Fix), los precios han oscilado al alza hasta el máximo visto este 12 de agosto en 1,341.00 dólares (London PM Fix).

Sólo futuros datos nos dirán cuánto habrá podido disminuir el consumo de estos países con esas subidas en las cotizaciones, si es que ocurre.

Más allá de ello, lo cierto es que entre más arriba se encuentren los precios, las probabilidades de un nuevo “ataque” de ventas masivas de “oro” (y plata) papel en el mercado de futuros –como el visto el 12 y 15 de abril, y de “préstamos” a gran escala como el que efectuó el Banco de Inglaterra entre febrero y junio pasados para “inundar” el mercado, se incrementan de manera exponencial.

De este lado del planeta, el “as” bajo la manga que guarda la Fed (banco central de Estados Unidos), sin duda, es el de amenazar de nuevo con un recorte en el ritmo de impresión monetaria (llamado Quantitative Easing, QE) el mes próximo, bajo el pretexto de la mejoría en los datos de empleo.

El énfasis está puesto en la palabra “amenazar”, pues aunque posible, es poco probable que la Fed recorte su programa QE –con el que inyecta a la circulación 85 mil millones de dólares al mes, al que los mercados bursátiles del mundo se han vuelto adictos.

En todo caso, países enteros e inversores inteligentes seguirán aumentando sus posiciones en oro con cada baja que se pueda presentar. Entre más barato, mejor.

Así, en silencio, las bóvedas en Occidente seguirán vaciándose en beneficio de sus nuevos tenedores, sobre todo en Asia.

Cabe recordar que el gobierno chino no difunde información sobre demanda e importación del metal, lo cual, de entrada ya dice mucho. Los datos disponibles se obtienen de otras fuentes como la propia CGA y el departamento de estadísticas de Hong Kong.

En este sentido, conviene echar un vistazo a las siguientes gráficas, cortesía del blog de Koos Jansen, “In Gold We Trust”, que revelan primero el flujo neto en toneladas métricas (a junio de 2013) desde el principal proveedor occidental de oro a China: Suiza.

HK Swiss gold trade 6-2013

El gráfico siguiente muestra el intercambio de oro entre Hong Kong y China continental. Cabe señalar que la mayoría del comercio del metal de este país se realiza a través de dicha región administrativa. Así, tenemos un aproximado real de cuánto están importando los chinos: 493 toneladas netas los primeros seis meses de 2013 (línea roja).

Hong Kong - China gold trade 6-2013

El mensaje es claro: mientras Europa y Estados Unidos juegan a tumbar las cotizaciones de los metales preciosos monetarios, para “fortalecer” sus divisas y la apariencia de mejoría económica, detrás hay muchos inversionistas que sacan provecho y prefieren poner su confianza en el dinero real.

La pregunta inmediata es: ¿qué pasará cuando las existencias de oro físico sean tan bajas que no puedan cumplir sus compromisos? Bueno, aprenderán a la mala que los colosales castillos de naipes en que se han convertido sus deudas no podían sostenerse para siempre, y por qué oro y plata son, por el contrario, pagos en sí mismos y extintores de deuda. Una dura lección.