Existen algunos errores que pondrán en riesgo tus oportunidades de conseguir ese empleo de ensueño. 

 

 

La pesadilla de quienes buscan empleo es arruinar una entrevista. No importa si es el miedo de olvidar detalles en tu currículum o llegar tarde, estas preocupaciones pueden generarte incluso ataques de ansiedad.

PUBLICIDAD

Existen  errores que pondrán en riesgo tus oportunidades de conseguir ese empleo de ensueño.  Para que aproveches esa oportunidad,  el sitio web Glassdoor, especializado en recursos humanos, presentó algunas  formas de arruinar una entrevista. A continuación enlistamos siete.

 

1.- Falsear tu currículum

Si exageras tus habilidades y experiencia en tu currículum vítae, serás un candidato que resultará no ser la persona que dijo en su expediente.

Por ejemplo, si el entrevistador comienza preguntándote sobre la amplia lista de habilidades en tu currículum, pero no existen logros que soporten esta experiencia, darás varios pasos hacia atrás  durante la entrevista.

2.- Hablar de un solo conjunto de habilidades

Los directivos de recursos humanos buscan candidatos con un abanico de habilidades blandas y duras. Mientras tú solamente te inclines a hablar sobre tus habilidades técnicas más fuertes en la entrevista, también es importante resaltar tus capacidades blandas como la proactividad, autonomía, autorregulación, capacidad de síntesis,  etcétera. Esto mostrara a la persona de recursos humanos  que eres un candidato versátil que será fácilmente entrenado tras la contratación.

3.- No extenderte con tu experiencia previa

¿Crees que todas tus respuestas deben ser cortas y amables durante la entrevista? Los gerentes de recursos humanos quieren conocer tus logros anteriores a detalle si se relacionan fuertemente con tu puesto.

4.- Hablar demasiado o muy poco.

Las entrevistas de trabajo alteran los nervios de cualquiera, esto complica hallar el balance adecuado al hablar con el entrevistador. Pon mucha atención  a las pausas en la conversación, lenguaje corporal y a la cantidad de tiempo mientras hablas.

5.- El uso de clichés y frases de moda

Las personas de recursos humanos quieren jugadores en equipo y apasionados con su trabajo, y quieren que demuestres esas cualidades. En vez de decirle a tu interlocutor que te apasiona tu empleo, explícale  qué te hace sentir apasionado por tu profesión.

6.- Aparentar exceso de confianza

Los manuales de dirección profesional  te dirán que sepas venderte al empleador. Esto es importante durante la entrevista, pero no exageres al describir tu experiencia.

El mejor camino para mostrar confianza genuina en la entrevista es ser honesto. Usa ejemplos de experiencias pasadas que apoyen por qué eres el mejor candidato para el puesto.

7.- Perder el control sobre la entrevista

Hay muchas razones cuando sientes que la persona de recursos humanos tiene el control sobre la entrevista. Por ejemplo, si estás  en medio de la entrevista y el interlocutor se estanca en tus debilidades, tu querrás darle la vuelta  y enfocar la conversación en tus fortalezas.

Depende de ti cambiar el rumbo de la conversación. Si te pregunta por qué duraste sólo seis meses en tu trabajo anterior, enfócate en lo que ganaste en tu puesto en lugar de los motivos por los que te fuiste.

 

Siguientes artículos

Tu oficina es un caos, te decimos por qué
Por

Recursos desperdiciados, estrés e improductividad son sólo algunas de las constantes en casi todo lugar de trabajo descu...