La economía del conocimiento es parte fundamental en los nuevos modelos de trabajo dentro de las empresas. De acuerdo a un estudio de PwC, se espera que para el año 2020, 75% de los trabajadores en México sean nativos digitales.

“La competitividad y rentabilidad de las empresas depende, en gran parte, de contar con recursos tecnológicos tales como aplicaciones corporativas de comunicaciones unificadas en la nube, sistemas de compartición de archivos o virtualización, los que permitirán garantizar el acceso a información crítica para los usuarios. Además, este acceso tiene que ser desde cualquier dispositivo y con total seguridad”, de acuerdo con un documento de BroadSoft, especialista en tecnología de comunicaciones en nube.

Un estudio reciente de Oxford Economic Research señala que el 73% de los trabajadores mexicanos trabaja con personas que se encuentran en otras oficinas o en otras ciudades. Del total, 90% utiliza el correo electrónico para comunicarse con ellos, 86% teléfono, 44% aplicaciones de reuniones virtuales y 43% aplicaciones para compartir archivos.

También puedes leer: ¿Cómo convertir a México en una economía del conocimiento?

PUBLICIDAD

“Una empresa basada en la economía del conocimiento, es aquella que atrae a talento preparado, que destaca por su creatividad, innovación, enfocada en resultados y que cuenta con información inmediata de otros mercados”, dice el documento.

Estos son 7 consejos para adoptar la economía del conocimiento en las empresas.

  • Presencia y mensajería instantánea: Para que los usuarios puedan ver fácilmente si un colega está disponible para chatear y enviarle un mensaje inmediatamente.
  • Un espacio virtual de reuniones permanentes para que los colegas se reúnan de forma planeada, para compartir información y colaborar con cualquier combinación de aplicaciones, chat de grupo, conferencias de voz y video, pantalla compartida y envío de archivos.
  • Voz y video: Proporcionar a los empleados la capacidad de colaborar en tiempo real puede ayudar a romper las barreras entre ellos. El 93% de la actitud y sentimientos de comunicación provienen de señales no verbales.
  • Mensajería unificada: Los usuarios móviles necesitan acceso a correos electrónicos, mensajes de voz y textos en el formato que mejor les convenga, dependiendo de dónde se encuentren y de lo que estén haciendo. El buzón unificado, las notificaciones y el enrutamiento de llamadas definido por el usuario aumentan la productividad del usuario.
  • Uso compartido de aplicaciones: Para que los usuarios puedan colaborar en documentos y páginas web en tiempo real.
  • Compatibilidad con dispositivos múltiples: Teléfonos inteligentes y tabletas (Apple y Android), equipos de escritorio y portátiles (Apple, Microsoft, ChromeBook, y Linux).
  • Fusión SIP para ampliar las comunicaciones unificadas: Útil para otras ubicaciones que pueden tener un sistema telefónico local que aún no se ha integrado completamente, esto permite que las herramientas de trabajo en equipo se amplíen a todos los usuarios a través de una propiedad mixta local y de servicios de comunicaciones en la nube.

 

Siguientes artículos

De pilares, inversión y fake news
Por

La información es poder, y en una época en la que fluye en tiempo real, lo es aún más, por ello los inversionistas deben...