Reuters.- Las mujeres se movilizaban el jueves para secundar la primera huelga general feminista de 24 horas convocada en España en protesta contra la discriminación de género, un evento que concordaba con el Día Internacional de la Mujer y que ya ha logrado situar la lucha por la igualdad en el centro del debate público.

Aunque será difícil evaluar su seguimiento efectivo porque una parte del paro se refiere al trabajo que realizan las mujeres en casa, la asistencia a las numerosas manifestaciones previstas en toda España servirá de termómetro para comprobar si la convocatoria ha atraído o no a más gente que otros años.

La mañana arrancó sin incidentes reseñables, más allá de algunos cortes de carreteras y vías de tren en Barcelona.

En las inmediaciones de un colegio en el barrio madrileño de Sanchinarro, Concha Noverges, una profesora de 50 años, dijo que las administraciones públicas aún no están haciendo lo suficiente.

PUBLICIDAD

“Yo viví la dictadura, he vivido la democracia y no hemos avanzado casi nada. Queda mucho por hacer y nosotras en el sector educativo tenemos un papel muy importante”, declaró.

La huelga fue promovida inicialmente por la Comisión del 8M, una plataforma que aglutina a diversas organizaciones feministas y que, bajo el lema “Sin nosotras se para el mundo”, abogaba también por llevar a cabo una paralización estudiantil, de cuidados y consumo.

Pero a medida que la iniciativa fue ganando fuerza en las redes sociales se hizo más transversal y sumó adeptos entre colectivos profesionales como periodistas, investigadoras, maestras, trabajadoras sanitarias y políticas, con los principales sindicatos y partidos de la izquierda defendiendo movilizaciones.

La brecha salarial, la violencia de género, el acoso sexual y una cultura machista que perjudica la igualdad de oportunidades y los derechos de las mujeres están entre las razones que alegan los convocantes para manifestarse en la jornada.

Según datos de Eurostat, la diferencia de ingresos totales por género en España se sitúa en el 35.7%, mientras que la brecha salarial ronda el 15%.

Días después de tener que rectificar unas declaraciones suyas respecto a que “no hay que meterse” en la lucha contra la brecha salarial, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, trató el martes de suavizar el rechazo inicial de destacados políticos del Partido Popular en el poder a las marchas para mostrar una postura más tolerante con la huelga.

El jueves se prevén huelgas similares en otros países, como Reino Unido, Polonia e Irlanda, a medida que el movimiento por los derechos de las mujeres continúa ganando impulso en todo el mundo.

Una de cada tres mujeres en el mundo ha experimentado violencia física o sexual en algún momento de sus vidas, en su mayoría por alguien que conocen, según datos de Naciones Unidas.

No dejes de leer más sobre el Día Internacional de la Mujer:

Más de la mitad de las amas de casa y madres de la CDMX tienen dos trabajos

Hay que aliarse con los hombres para empoderar a las mujeres

“Las mujeres no pueden dejar de hablar de discriminación”

 

Siguientes artículos

Dalia Empower, un camino para que las mujeres alcancen el éxito
Por

Un centro mexicano de empoderamiento dedicado a las mujeres podría cambiar el panorama para ejecutivas, emprendedoras, m...