El abogado Adrián Xamán McGregor denunció que el aspirante presidencial Ricardo Anaya “lavó dinero” mediante una triangulación en paraísos fiscales en México, Canadá y Suiza, con el objetivo de borrar los rastros de los recursos utilizados para la compra de una nave industrial de la empresa Juniserra.

De acuerdo con una denuncia ante la Procuraduría General de la República (PGR), el empresario queretano Manuel Barreiro Castañeda, apoyó al candidato de la coalición Por México al Frente para la triangulación de recursos por 54 millones de pesos a beneficio de la empresa propiedad de Anaya y su familia política.

La denuncia fue interpuesta por las mismas personas que apoyaron a Barreiro a llevar a cabo el esquema de transacción de recursos a través de varios países, paraísos fiscales y la inclusión de empresas fantasmas con el objetivo de ocultar el origen de los recursos de la venta de esa nave industrial.

Durante una conferencia de prensa, encabezada por el abogado McGregor -quien representa a los acusadores Alberto “N” y Daniel “N” cuyas identidades están protegidas- se detalló que actualmente sus clientes están siendo amenazados y perseguidos, por lo que decidieron denunciar.

PUBLICIDAD

“Mis clientes no tuvieron contacto directo Manuel Barreiro, lo que es un hecho es que los fondos provinieron de él y después de varias transferencias por varios países y paraísos fiscales acabaron en la empresa Juniserra, misma que a decir de Ricardo Anaya es suya y de su familia política, para luego parte de esos recursos regresar a Barreiro”, explicó el representante legal de los denunciantes.

Aquí su respuesta: Acusaciones son absurdas y de risa loca: Ricardo Anaya

El lote fue comprado por Juniserra, en 10 mdp a Barreiro y dos años más tarde se la vendió como nave industrial en 54 mdp.
Con dinero proveniente de compañías del empresario inmobiliario se triangularon a varios países y paraísos tributarios para llegar a la sociedad financiera llamada Tesorem, propiedad de los clientes de Xáman McGregor.

De Tesorem salieron los 54 mdp hacia una empresa fantasma llamada Manhattan Master Plan Development, la que formalmente compró el lote a Juniserra.

Los propietarios originales de la empresa fantasma eran dos empleados de Barreriro; sin embargo, al percatarse que sería inverosímil que dos empleados de bajos recursos iban a comprar una nave industrial de 54 mdp, se suplantaron los elementos constitutivos y se colocó como propietario a Juan Carlos Reyes García, hermano de un alto ejecutivo del empresario queretano.

El abogado de los demandantes señaló que sus clientes se encuentran a disposición de las autoridades con el objetivo de apoyar en la investigación.

Hasta el momento Ricardo Anaya no se ha pronunciado en sus redes sociales sobre el tema. Su equipo de comunicación tampoco ha emitido una respuesta.

En agosto del año pasado el periódico El Universal publicó que la familia política de Anaya poseía 28 inmuebles, de los cuales cuatro tenían un valor de 700 millones de pesos. Aunque la investigación del diario se refería a las propiedades que tanto el panista como su familia política habían adquirido en 14 años, un juez ordenó a El Universal otorgar el derecho de réplica al actual candidato toda vez que 21 inmuebles fueron adquiridos en 2002.

 

Siguientes artículos

meade-shcp
INE debería promover los debates, no prohibirlos: Meade
Por

Creo que en lugar de prohibir debates entre los candidatos en este periodo de intercampañas, el INE debería propiciarlos...