Por Alejandro Medina / enviado

Nueva York, Estados Unidos. Tim Scharwath entró por primera vez a su oficina en Bonn, Alemania, ciudad sede de Deutsche Post DHL, a mediados de junio pasado, luego de aceptar la oferta de trabajo que le hizo esta compañía.

Llegó para responsabilizarse del negocio de carga comercial a gran escala, que en DHL denominan Global Forwarding. Como el año ya iba a la mitad, su trabajo se centró en planificar el siguiente (2018), dilucidar cómo será el flujo de mercancías en el mundo y qué puede hacer la compañía germana para capitalizarlo.

En enero ya tenía un pronóstico sobre su escritorio. Según su evaluación, el comercio en el mundo registrará un crecimiento moderado en el primer trimestre, apenas 2% mayor que el del cierre del año, una cifra que concuerda con el 2% a 3% previsto por la Organización Mundial de Comercio (OMC).

PUBLICIDAD

Los tratados comerciales son vitales para las compañías de mensajería y logística como DHL, la líder mundial en transporte de carga vía aérea, con 2 millones de toneladas anuales, y segunda en traslado por mar, con 3 millones de contenedores, sólo detrás de la suiza Kuehne + Nagel.

Y aunque los tratados pasan por un periodo crítico (Reino Unido se separó de la Unión Europea; el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica, TPP, no se concretó; y el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, TLCAN, está en revisión), DHL no ha sido alcanzada. Su área de carga, tanto marítima como aérea, registró un crecimiento de alrededor de 8% en el tercer trimestre del año pasado, versus el mismo lapso de 2016.

El primer paso

Pero en DHL saben que nada garantiza que más adelante puedan mantenerse a salvo del proteccionismo que recorre el mundo y de los altibajos de las principales economías. El papel de Scharwath es preparar respuestas.

Te puede interesar: DHL quiere ganar en la revolución del e-commerce

De ninguna forma nos vamos a cruzar de brazos ante lo que está sucediendo [el brexit]. Queremos reforzar la movilidad transportando carga local:Tim Scharwarth, CEO DHL Global Forwarding. Foto: Rudolf Wichert/DHL.

El comercio caminará positiva, pero lentamente, en gran medida por una debilidad observada en el nivel comercial de China y Japón, señala Scott Davidson, especialista de Seabury Consulting, una firma de Accenture.

La primera respuesta de Scharwath ya está en marcha, y se relaciona con el Brexit. Dado que 63% de las exportaciones de Reino Unido están sustentadas en su relación con Europa, según la consultora Ernst & Young, es muy probable que la demanda de transporte de carga se reduzca y, con ello, el número de barcos y aviones que crucen desde y hacia la isla.

Ante ello, Scharwath voltea la mirada a tierra firme. DHL se defenderá del Brexit mediante la ampliación de su oferta de servicios de transporte de carga por carretera al interior de Europa, pero, sobre todo, de Reino Unido.

“De ninguna forma nos vamos a cruzar de brazos ante lo que está sucediendo; es real la posibilidad de que ya no llevemos el mismo volumen de carga de Europa a Reino Unido y viceversa, por lo que queremos reforzar la movilidad transportando carga local”, afirma en entrevista.

Al mismo tiempo, agrega, estarán cerca de las compañías de Gran Bretaña interesadas en enviar productos a otras partes del mundo, como Latinoamérica, Asia y África, zonas que antes no tenían en el radar debido a la atención que le prestaban al mercado de al lado: Europa.

Te puede interesar: DHL. Cómo procesar 6,000 paquetes por hora cada noche

“Vamos a ser una compañía flexible ante esta situación. Estamos totalmente en contra del proteccionismo porque consideramos que no funciona; sin embargo, tenemos que encontrar soluciones para no perder lo que tenemos”, señala el directivo.

En cuanto al TLCAN, evalúa posibles escenarios ante una eventual ruptura. “En su momento, activaremos opciones, si es que es necesario”, menciona.

Ruta tecnológica

Otra estrategia de Scharwath para posicionar mejor su área frente al proteccionismo es colocar a DHL Global Forwarding como una empresa ligada a la tecnología.

No es un tema sencillo, ni se rige por las tendencias, ya muy asentadas en la logística exprés, como es el uso de drones y robots.

“Queremos que el sello tecnológico esté en nosotros; sin embargo, en la carga de grandes dimensiones los cambios no se van a ver en la transportación del producto ni en la manera en que se mueven los contenedores por medio de buques, o los miles de toneladas que movemos de un país a otro por avión; [eso] seguirá haciéndose, en 20 años, igual que hoy. Donde tenemos que evolucionar es en todo lo que está alrededor de eso”, comenta Scharwath.

La primera parte de su estrategia, en este sentido, pasa por hacer más eficiente la manera en que se cargan y descargan los vehículos, por medio de dispositivos de transporte interno que les ayuden a acelerar estas tareas. Mientras tengan más velocidad en esto, más capaces serán de dar mayores servicios y elevar sus ingresos.

Te puede interesar: DHL experimenta con drones para hacer envíos

Foto: Chris Jackson/Getty Images.

Asimismo, DHL cuenta con un plan de desarrollo de una plataforma web y móvil que permitirá a sus clientes dar seguimiento a su carga en todo el trayecto, lo que les ayudará, dice, a planificar mejor sus operaciones, ya que tendrán la certeza de dónde se encuentra su cargamento.

Una de las complicaciones de este proyecto es que la plataforma tiene que adaptarse a las reglamentaciones de cada país por el que pasa la carga y que, por tratarse de una empresa global, son muchos. Así que crearán versiones regionales de la plataforma, para conjuntar países en los que las leyes y regulaciones sean, si no iguales, al menos, parecidas.

Pero la solución tecnológica a la que más tiempo ha dedicado la compañía es a la construcción de una herramienta de inteligencia artificial que tiene la capacidad de pronosticar, por medio del análisis del Big Data (que hace la división comercial), cómo se moverá el flujo comercial en el mundo. Los países que más información proporcionan a esta evaluación son Estados Unidos, India, China, Japón, Reino Unido, Corea del Sur y Alemania, que representan 75% del comercio en el orbe.

De este análisis se derivó el dato que permitió a Scharwath pronosticar el ligero crecimiento del comercio global en los primeros tres meses de este año. El servicio se llama Barómetro Global de Comercio, y la idea de crearlo comenzó a desarrollarse luego de la llegada de Scharwath a la compañía.

La información que arrojará el Barómetro se actualizará cuatro veces al año y sus datos serán proporcionados directamente a los clientes de DHL para que tengan un panorama detallado del escenario que les espera.

El área de carga de dhl opera en México desde 1969.

37,310 contenedores transportó el año pasado DHL desde México por vía marítima.

59,149 toneladas fueron transportadas desde México por vía aérea.

3,500 es el número de clientes de DHL en México.

 

Siguientes artículos

KidZania está lista para conquistar (por fin) Estados Unidos
Por

Gracias al modelo de franquicias, esta firma mexicana planea agregar 13 parques más en los próximos años. Su fundador ti...