Por Ernesto Piedras

Dos décadas atrás las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) eran sobre todo una herramienta de uso comercial que por sus altos costos y complejidad no resultaban asequibles para la mayoría de la población.

Con la accesibilidad y asequibilidad de dispositivos y de conectividad, la creciente adopción en todos los niveles de la pirámide social, han contribuido entre muchos otros factores a su socialización. Los menores de edad, pero específicamente los niños, son segmentos de acelerado crecimiento y de expansión a usuarios de cada vez menor de edad.

Lee también ANÁLISIS | Así se ha dado el maridaje Disney-Fox en el mundo

La Pirámide de Edad en Números

Al cierre de 2018, se contabilizaron un total de 121.8 millones de líneas, 5.5% de ellas en manos y uso de niños entre 6 y 11 años, con un crecimiento anual de 4.4%. Además, es el segmento que registra una mayor adopción de Smartphones, tal que prácticamente todos los usuarios celulares en este segmento infantil (99%) reportan utilizar un dispositivo inteligente.

Aun cuando se trata de un segmento poblacional que no es económicamente activo, se constituyen en una fuerte influencia en las decisiones de contratación de conectividad y compra de dispositivos. Así, el gasto promedio en la compra de Smartphones de $3,286 pesos en el grupo es tan solo ligeramente menor que el del usuario promedio (3,544).

Adicionalmente, 56.1% de los niños son usuarios permanentes de internet, lo que representa 7.5 millones, 4.2% más que en 2017.

Al tratarse de nativos digitales, estos usuarios muestran un alto conocimiento y uso de tecnologías de comunicación.

Es así que 91% son usuarios de Mensajería Instantánea, 84% de Redes Sociales y 37% tienen un perfil dentro de plataformas de video bajo demanda por suscripción o SVOD por sus siglas en inglés.

Por otro lado, un segmento que históricamente ha sido dominado por niños son los videojuegos, en el que usuarios entre 6 y 11 años registran una adopción de 90%. Adicionalmente, en años recientes el crecimiento de esta industria se ha acelerado en personas de todas las edades, por lo que el coeficiente de penetración entre la población total alcanza ya 63%.

Así, el mercado de telecomunicaciones ha transformado hábitos, preferencias, usos y actitudes. Mientras que en el pasado los padres se preocupaban por las ofertas que las jugueterías lanzarían el 30 de abril, hoy están más preocupados por cubrir las necesidades tecnológicas que los niños exigen actualmente.

Sin embargo, la importancia del análisis de los niveles de acceso y hábitos de uso tecnológicos en los perfiles más jóvenes de edad no solamente radica en que se han convertido en un segmento de consumo muy importante en la industria, lo que hace necesaria la creación de contenido especializado para niños y herramientas de seguridad como el control parental.

Adicionalmente, conocer sus perfiles de uso es relevante en la medida en que estos se convertirán en los consumidores del futuro, con lo que es posible predecir los hábitos que tendrán en los años por venir, considerando que potencialmente tendrán mayor poder adquisitivo.

Así, al ver a los niños en este mundo de la conectividad, vislumbramos ya en anticipo la demanda por estos ciudadanos digitales del futuro, ya en activo desde el presente. Con ellos, el futuro esta teniendo lugar hoy.

 

*El autor es director general de The Competitive Intelligence Unit y Nomisma Consulting.

Contacto: Twitter: @ernestopiedras

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

El Big Data será la clave en el sector asegurador
Por

El Big Data abre grandes posibilidades a un sector que se encuentra en plena transformación y que se enfrenta a grandes...