La empresa Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) evalúa el impacto económico que tendrá en su operación la apertura del mercado de turbosina en México.

“ASA analiza y evalúa dichas tarifas para determinar el impacto económico en la operación del organismo y de la industria aeronáutica”, dijo la empresa.

La empresa que dirige Alfonso Sarabia de la Garza agregó en un comunicado que está lista para atender a aquellos usuarios que requieran el uso de su infraestructura en las 60 estaciones de combustible a nivel nacional.

“Con esta publicación, así como en los Términos y Condiciones para la Prestación de Servicio de almacenamiento en aeropuertos (TCPS), se abre el mercado para que terceros contacten a ASA, con el objetivo de almacenar sus productos para entregarlos a sus clientes, en sustitución del suministro que de manera exclusiva este Organismo había llevado a cabo”.

PUBLICIDAD

Publicada en agosto de 2014 como parte de la reforma energética, la Ley de Hidrocarburos derogó “todas aquellas disposiciones que se opongan a lo dispuesto en la presente Ley”, incluido el artículo noveno del reglamento de aeropuertos, que justificaba la exclusividad del mercado de turbosnia a ASA.

El pasado 21 de junio de 2018, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes avaló el fin del monopolio de ASA en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

Empresas petroleras como Shell y Gulf han mostrado interés de participar en el mercado mexicano de turbosina.

ASA lanzaría su Fibra E cuando la Comisión Reguladora de Energía (CRE) publicara las tarifas de almacenamiento de turbosina, lineamientos que aparecieron el pasado 3 de agosto de 2018.

Lee también: ASA lanzará su Fibra E en mayo para modernizar infraestructura

 

Siguientes artículos

Mobike trae su bicicleta más ligera a la Ciudad de México
Por

El nuevo vehículo de la startup se ha presentado en múltiples países, pero su uso se concentra en China.