Reuters.- Los precios del petróleo subieron este miércoles cerca de 2% para alcanzar un máximo en dos años y medio, impulsados por las tensiones desatadas por las protestas en Irán y sólidos datos económicos en Estados Unidos y Alemania.

La Guardia Revolucionaria de Irán desplegó sus fuerzas en tres provincias para sofocar las manifestaciones antigubernamentales, tras seis días de protestas que han dejado al menos 21 muertos.

A las 11:25 horas (tiempo de México), los futuros del crudo West Texas Intermediate (WTI) subían 1.82% a 61.46 dólares por barril, apenas por debajo de los 61.5 dólares, un máximo desde junio de 2015.

Los futuros del petróleo Brent –el referencial internacional para los precios del crudo– ganaban 1.58% a 67.62 dólares por barril, su máximo desde mayo de 2015.

PUBLICIDAD

Lee también: Petróleo cotizará entre 40 y 60 dólares por barril en 2018, prevé Moody’s

El desempleo total en Alemania cayó más de lo previsto en diciembre y la tasa de desocupación alcanzó un récord a la baja, según los datos publicados el miércoles, que reflejan la fortaleza de un mercado laboral que continúa propulsado por el consumo.

El gasto en construcción en Estados Unidos subió más de lo previsto en noviembre y alcanzó un máximo histórico, impulsado por un incremento en la inversión en proyectos residenciales y no residenciales privados.

En el mercado hay cierta preocupación de que la producción de crudo rusa no esté cayendo. Ese país es el mayor productor mundial de petróleo y uno de los patrocinadores clave, junto con la OPEP, de un acuerdo global para limitar el bombeo, con el objetivo de apuntalar los precios.

Para todo 2017, la producción rusa subió a un promedio de 10.98 millones de barriles por día (bpd), que se compara con 10.96 millones de bpd en 2016 y 10.72 millones de bpd en 2015.

 

Siguientes artículos

bolsas-bmv
Lo que esperan los mercados para este 3 de enero
Por

Los analistas de grupos financieros, corredurías locales e internacionales opinan sobre los mercados mexicanos y la econ...