El Banco Central Europeo (BCE) decidió mantener intactas su política monetaria este jueves, conservando un estímulo extraordinario y su orientación expansiva, con lo que cumple un año con un tipo clave de cero por ciento.

Como se esperaba el mercado, el instituto central dejó en cero por ciento su principal tasa, que determina el costo del crédito en la economía, incluso a pesar de que la inflación y el crecimiento económico han repuntado más de lo previsto.

Asimismo, mantuvo la facilidad de depósito en menos 0.4% y dejó sin cambios sus compras de deuda.

Te puede interesar: Deuda del gobierno mexicano es sostenible: Hacienda

El BCE celebra hoy el primer aniversario de los tipos al 0% con la inflación disparada al 2%, una mayor divergencia con la Fed y las tensiones políticas latentes en Europa.

A pesar de los cambios económicos y políticos en la región, el banco central encabezado por Mario Draghi conserva su ultralaxa política monetaria, la cual continúa invariable desde que en marzo de 2016 bajó los tipos al 0%, amplió el QE (Quantitative Easing) e incluyó en sus compras los bonos corporativos.

Ahora, los mercados están a la expectativa de la conferencia de prensa del presidente del BCE, programada para este día.

 

Siguientes artículos

Las paredes oyen, algunos gadget también
Por

Esta semana nos enteramos sobre ciertas vulnerabilidades en dispositivos como smartphones y televisores inteligentes que...