Los procesos que forman parte de nuestro día a día se tornan en digital cada vez más. Por ejemplo, los smartphones se han convertido en una herramienta versátil que ha sustituido a algunas de las tecnologías cotidianas. Hemos dejado de llevar con nosotros agenda, cámara o calculadora, por mencionar algunos. En la actualidad todo cabe en la palma de nuestra mano y lo llevamos gracias a diferentes aplicaciones, que en algunos casos, superan a los originales, ello sin mencionar la inmediatez y el ahorro en espacio, costo y peso que representa.

El rubro de los negocios no es la excepción, la digitalización ayuda a redefinir modelos que se adaptan a las nuevas posibilidades de oferta y las exigencias actuales de demanda y competitividad.

En este sentido, y con el objetivo de generar conversaciones con un espíritu transformador, el recién inaugurado Centro de Experiencia Empresarial de AT&T (CXE) permite a las empresas visualizar nuevas y mejores formas de brindar servicios y conectar ciudades, así como la posibilidad de protegerse ante los riesgos del entorno.

AT&T ayuda a organizaciones a acelerar su transformación digital a través de un portafolio integrado de soluciones tecnológicas enfocadas en Mobility, IoT (Internet de las Cosas), Colaboración, Ciberseguridad, Cloud y Networking incluyendo Red Definida por Software (SDN, por sus siglas en inglés). Esta última, se refiere a un enfoque de arquitectura de red que permite realizar una transición, desde los modelos de redes tradicionales, hacia las redes programables (que brindan flexibilidad, agilidad, optimización y virtualización) para planificar operaciones usando lenguajes y sistemas operativos estándar.

De acuerdo con la publicación especializada IDC, el mercado de SDN crecerá un 90% anual hasta 2020, para alcanzar los 6,000 millones de dólares en todo el mundo. Los esquemas SDN cambian la concepción que se tiene de las redes y la forma en la que se diseñan, reduciendo su complejidad e impulsando las posibilidades de innovación. De esta manera, las redes se encuentran preparadas para los requisitos de la demanda actual y futura.

Al aprovechar la tecnología de SDN, junto con la Virtualización de Funciones de Red (NFV, por sus siglas en inglés), AT&T construye la próxima generación de redes que permitirá cubrir las gigantescas demandas de datos y video. Estas tecnologías también se aprovechan para dar mayor control y posibilidad de respuesta a las empresas, casi en tiempo real.

AT&T FlexWareSM, es una solución basada en SDN y NFV, diseñada y desplegada en la plataforma AT&T Integrated Cloud. De manera similar a la integración que logramos con los smartphones, permite que un solo dispositivo realice múltiples funciones de red de manera virtualizada, lo cual proporciona una alternativa más sencilla, rápida y flexible para comprar, configurar y hacer pruebas en el negocio. Además ayuda a reducir costos totales de propiedad (TCO), al sustituir soluciones basadas en hardware.

Lee también: Seguridad empresarial para la prevención y protección de ciberataques

Otra de las ventajas de AT&T FlexWareSM es su rápida configuración, ya que se puede instalar en múltiples sitios globales en menos tiempo que con los dispositivos tradicionales construidos para un propósito único. Además, permite a las empresas utilizar virtualmente funciones de red, como enrutadores y firewalls.

En menos de dos años desde su lanzamiento, se han vendido más de 2,000 dispositivos de AT&T FlexWareSM alrededor del mundo. El liderazgo en la oferta de soluciones integradas para los clientes empresariales, el compromiso con el desarrollo de redes definidas por software y la analítica de datos, ayuda a mejorar la eficiencia del capital por medio de la innovación.

La red está cada vez más vinculada al entorno de la economía actual, es por esto que está en constante evolución. Esta transformación está impulsada por millones de personas, dispositivos y objetos conectados que interactúan a través de distintas redes en línea y brindan a las empresas oportunidades únicas de fomentar la innovación y el crecimiento.

El mundo actual vive en constante evolución y la penetración de la tecnología cada vez es mayor, ello permite innovar y buscar soluciones ante las diversas necesidades de la sociedad. Asimismo, los esquemas virtualizados facilitan la flexibilidad de los procesos abriendo grandes posibilidades para personas y empresas en la era de la economía digital.

 

Siguientes artículos

El gobierno y los bienes raíces: cómo revertir el millonario ‘perder-perder-perder’
Por

El gobierno debe creérsela y entenderse como jugador en el sector de los bienes raíces.