DW.- Un viernes más la joven activista sueca Greta Thunberg protestó acompañada de un grupo de jóvenes activistas del movimiento ‘Viernes por el Futuro, que aparca las clases escolares ese día para presionar a los gobiernos y reclamar una mayor acción climática. Esta demanda se llevó a cabo un par de días antes del Día Mundial de la Educación Ambiental que se celebró este domingo 26 de enero.

Unicef aboga por invertir en educación ambiental y cambio climático para “brindar a los niños y jóvenes las habilidades necesarias para contribuir a un futuro sostenible”, tal y como se recoge en la ‘Declaración intergubernamental sobre los niños, niñas y jóvenes y la acción climática’. Promovida por la organización internacional, se dio a conocer en la pasada cumbre sobre el clima COP25 y fue suscrita por España, Chile, Perú y Costa Rica, entre otros países.

En el marco de la misma, se lanzó la iniciativa ‘Educación Ambiental Mundial’, que pretende “la educación ambiental sea obligatoria en todos los niveles educativos, enfocándose específicamente en la educación y conocimiento sobre cambio climático”, dijo a DW Tiahoga Ruge, portavoz de Earth Day Network Mexico, una de las organizaciones detrás de esta iniciativa, que “nace para asegurar que la educación ambiental sea obligatoria en México y los países del Acuerdo de París”.

Un derecho reconocido

El año pasado, México dio un paso adelante en esta cuestión con la modificación de su Constitución para incorporar la comprensión y el respeto del mundo natural como un requisito básico de la educación. Se trata de un hecho que, en América Latina, solo se había producido en Colombia, cuyo artículo 67 de la Carta Magna determina que “la educación formará al colombiano en el respeto a los derechos humanos, a la paz y a la democracia, y en la práctica del trabajo y la recreación para el mejoramiento cultural, científico, tecnológico y para la protección del ambiente”, recordó a DW Adriana Valenzuela, punto focal de jóvenes y educación de ONU Cambio Climático, con sede en Bonn (Alemania).

No obstante, “la educación ambiental en México tiene una larga tradición”, aseguró Ruge. “Fue uno de los primeros países en desarrollar la Estrategia Nacional de Educación Ambiental para el Desarrollo Sustentable, en el marco del Decenio de la Educación para el Desarrollo Sustentable convocado por Unesco (2005-2014)”, recordó.

Para Jorge Martínez Pérez Tejada, portavoz de ‘Viernes por el Futuro‘, “México normalmente tiene bien la parte teórica en sus leyes. El problema es llevarlo a la práctica”. Así, aunque el movimiento juvenil ve con buenos ojos la iniciativa mexicana, “consideramos que urge un cambio en los currículos en diversos niveles educativos y que se incluya el tema ambiental, con un énfasis en particular a la crisis climática y a la Agenda 2030”. Para ello, consideran que se necesitan alianzas con expertos, así como financiamiento.

Igualmente, “los primeros que necesitan capacitaciones en materia ambiental son los directores de escuelas y el cuerpo docente”, dijo a DW el joven mexicano, que dejó su puesto de trabajo como profesor en una escuela para dedicarse plenamente al activismo.

Educar para proteger

En Colombia, “la necesidad de vincular la educación como estrategia para el manejo y conservación de los recursos naturales se concibe desde 1974”, explicó a DW Santiago Aldana, asesor ambiental en el Congreso. No obstante, no es hasta 2002 que se establece la Política Nacional de Educación Ambiental, que “entiende que la educación ambiental debe tratarse de forma integral y paralela a todas las asignaturas”, recalcó.

Así, se desarrolla a través de Programas Ambientales Escolares (PRAE), que se aplican desde la etapa preescolar hasta la universidad y “buscan incentivar la sensibilización en temas de sostenibilidad ambiental, donde se centran en promover programas de manejo de residuos, creación de semilleros de investigación y cátedras ambientales para enfrentar los retos de lograr un desarrollo sostenible en el país”, detalló.

El joven colombiano aseguró que se dedica a temas medioambientales gracias a la educación que recibió en su colegio público, uno de los 13,400 centros existentes en el país. “Desde el Congreso se sigue trabajando y hay dos propuestas de proyectos de ley que buscan volver la educación ambiental más vinculante, como la réplica de la propuesta de Italia de crear la Cátedra de Cambio Climático”, avanzó.

Colombia es un modelo para los países de América Latina”, consideró Valenzuela, recalcando los avances de la región en dicha cuestión. “En República Dominicana está incluida en las políticas públicas”, subrayó, agregando que Cuba cuenta con “un modelo de prevención de desastres”. No obstante, reconoció la falta de “coordinación a nivel interinstitucional de los ministerios de Educación con los de Medio Ambiente, Agricultura y Energía”. Igualmente, lamentó que, si bien “hay conocimiento, no se traduce en cambios en los comportamientos”. “El reto es pasar del conocimiento a la acción”, concluyó.

Este contenido se publicó originalmente en DW.COM y puedes ver esa nota haciendo click en el logo:

 

Siguientes artículos

Sanchez-Cordero-Datos-Biometricos
Sánchez Cordero garantiza verdad y justicia para víctimas de violencia
Por

Cuestionada en torno a si habrá un nuevo encuentro con los integrantes de la caminata que encabezaron miembros de la fam...