LAS VEGAS, Nevada. El Mundial no volverá a ser lo mismo. Hisense, el fabricante chino de electrónica de consumo y patrocinador de Rusia 2018 transmitirá los partidos del torneo usando 37 cámaras, una experiencia que sólo podrán tener quienes tengan un televisor de esa marca.

La compañía está en conversaciones con las televisoras en México para tener una aplicación exclusiva en sus pantallas y que quienes cuenten con una pantalla Hisense puedan ver todos los partidos en 4K HDR y 37 diferentes tomas, “algo que nunca antes se ha hecho en la historia”, dijo a Forbes David Gold, director general de la compañía en México.

La aplicación ya está desarrollada y sólo funcionará con televisores Hisense.

“Para 2018 queremos llegar a ser la marca número 2, tenemos que aprovechar el Mundial para crecer en conocimiento en el mercado mexicano”, dijo a Forbes David Gold, director general de la compañía en México.

PUBLICIDAD

“Es una oportunidad única, el Mundial es visto por más de 3,000 millones de personas y en México el 90% de la población es aficionado a ese deporte por lo que, siendo patrocinadores, vamos a entrar en un esquema de promociones muy agresivo, especialmente en pantallas 4K”, añadió Gold.

Lee también: CES 2018 | Éste es el futuro de los deportes y la tecnología según Sir Martin Sorrell

 

La apuesta para 2018

Gold relata a Forbes que, para este año, los nuevos productos de Hisense para el mercado mexicano incluyen una pantalla laser cinema 4K HDR de 150 pulgadas con equipo de audio 5.1, y productos exclusivos del Mundial, una pantalla de 65 pulgadas QLED de gama alta 4K que va a incluir Wide Color Gamut, HDR, Dolby Vision y Quatum Dot.

“Pero quizá lo más interesante de este año es que integraremos mucha tecnología de búsqueda por voz, las pantallas 4K van a incluir a Alexa y algunas incluirán a Google Assistant”, dijo el directivo.

El funcionamiento depende, desde luego, de que Google y Amazon habiliten sus asistentes. Alexa no está disponible en español, y aunque Google Assistant sí, sólo puede usarse en teléfonos inteligentes, no en bocinas inteligentes ni otro tipo de aplicaciones. La gran oleada de anuncios de productos compatibles con ambos asistentes, así como el inminente inicio del Mundial, pone una gran presión en las empresas tecnológicas para habilitar ese ecosistema lo antes posible.

Al hacer un balance sobre 2017, el ejecutivo afirma que “fue muy complicado, empezamos con mucha volatilidad en el tipo de cambio y tuvimos los lamentables sismos de septiembre, Hisense logró crecer 25% y cerramos el año con 250 millones de dólares en ventas”.

No obstante, asegura que 2018 tiene mejores perspectivas: “concluiremos la adquisición de Toshiba, lo que nos ayudará a consolidar a nuestra empresa y también a producir más en nuestra planta de Rosarito, en Baja California”, y adelanta que entre sus planes está abrir una planta para la fabricación de línea blanca: “ya empezamos a evaluar opciones para determinar si abrimos una nueva planta o adquirimos una existente”.

 

Siguientes artículos

CES 2018 | Éste es el futuro de los deportes y la tecnología según Sir Martin Sorrell
Por

El CEO de WPP cree que los grandes eventos deportivos nunca volverán a ser lo mismo ahora que las empresas tecnológicas...