Infraestructura Energética Nova (IEnova) informó que la Comisión Federal de Electricidas (CFE) inició una disputa legal por un gasoducto al norte del país, solo dos semanas después de retomar negociaciones.

El proceso de arbitraje contra su subsidiaria Gasoducto de Aguaprieta pretende anular ciertas cláusulas del contrato de servicios de transporte del gasoducto Guaymas – El Oro, precisó la compañía en un comunicado.

Estas cláusulas hacen referencia a la responsabilidad de las partes en eventos de caso fortuito y fuerza mayor, así como el reembolso de pagos por capacidad relacionados a dichos eventos, detalló la filial de la estadounidense Sempra Energy en el documento.

El presidente Andrés Manuel López Obrador y el director general de la Comisión Federal de Electricidad, Manuel Bartlett, han calificado al contrato de la obra como ‘leonino’ por los cargos fijos que ha pagado la compañía estatal, y por los que busca un reembolso por 842 mdd.

Aquí los detalles: Juez niega amparo a tribu yaqui en contra de gasoducto ‘leonino’

El gasoducto en conflicto  tiene una longitud de 331 kilómetros y cruza los estados de Sonora y Sinaloa. Tiene una capacidad de 510 millones de pies cúbicos de gas diarios. El proyecto requiriró una inversión de 429 millones de dólares (mdd).

La obra inició operaciones en mayo de 2017, pero fue saboteada por una comunidad yaqui.

“Reafirmamos nuestra disposición de continuar el diálogo con la CFE y las autoridades correspondientes, como lo hemos hecho en repetidas ocasiones, para  encontrar una pronta solución”, dijo la compañía en el documento.

 

Siguientes artículos

Insuficiente y decepcionante, así ven los analistas el plan de negocios de Pemex
Por

Los especialistas no descartan que las agencias calificadoras que actualmente tienen al país en perspectiva negativa act...