El tipo de cambio en tiempo real se mantuvo en un rango de entre 19.90 y 19.93 pesos por dólar durante las dos horas que duró el segundo debate presidencial.

Estos fueron algunos de los momentos más relevantes:

Lee también: Los ejes económicos del segundo debate presidencial

Tras alcanzar su peor nivel en 14 meses (más de 20 pesos por dólar a la venta en ventanilla) durante la semana del 14 al 18 de mayo, el peso mexicano está por enfrentar una semana difícil ante la incertidumbre sobre la negociación del Tratado de Libre Comercio.

PUBLICIDAD

El tipo de cambio cerró la semana en alrededor de 19.94 pesos por dólar,  una depreciación semanal de 2.67% o 51.8 centavos, perdiendo terreno frente al dólar por quinta semana consecutiva.

La depreciación del peso se debió principalmente a una caída sostenida de las posiciones brutas a favor del peso en el mercado de futuros de Chicago de 21.49% o 23,623 contratos a 86,288 contratos, durante la semana comprendida entre el 9 y 15 de mayo, ubicándose en su nivel más bajo desde mediados de enero.

¿Puede el debate por sí mismo tener algún efecto?

Los analistas han coincidido en que el contexto político tiene que ver con el estrés sobre el tipo de cambio, sin embargo, no es el principal factor que determina la paridad cambiaria.

“Es probable que incida la tendencia de fortalecimiento generalizado del dólar, ante el optimismo sobre actividad económica en Estados Unidos, y las últimas declaraciones de su Representante Comercial sobre la lejanía de un acuerdo para el TLCAN. La paridad podría oscilar entre 19.80 y 19.92”, anticipa el Grupo Financiero Bx+.

Por su parte, Gabriela Siller afirma en su último reporte sobre el tipo de cambio que “la percepción de riesgo en relación a la renegociación del TLCAN continuará, por lo que el tipo de cambio podría alcanzar niveles por arriba de 20 pesos por dólar en el corto plazo”.

¿Qué deprimió al peso la semana pasada?

La caída en las apuestas a favor del peso por cuarta semana consecutiva se debió a dos factores:

1.El fortalecimiento generalizado del dólar estadounidense frente a sus principales cruces, ante la expectativa de que la Reserva Federal suba su tasa de interés a un ritmo más acelerado. La expectativa de mayores tasas de interés incrementó como resultado de los altos precios que el petróleo lo que, en conjunto con el crecimiento de la economía, podría generar presiones inflacionarias en Estados Unidos.

Asimismo, el fortalecimiento del dólar estuvo relacionado con un regreso de las tensiones comerciales pues durante esta semana, el viceprimer ministro de China se reunió con el secretario del tesoro de Estados Unidos para retomar las conversaciones comerciales que iniciaron a principios de este mes y donde no se lograron resultados concretos.

2. El debilitamiento de la divisa nacional está relacionada con la incertidumbre por el futuro de la renegociación del TLCAN, la cual se mantuvo hasta el cierre de la semana.

Las presiones al alza para el tipo de cambio incrementaron luego de que los negociadores de los tres países dijeran que era imposible alcanzar un acuerdo preliminar el pasado 17 de mayo, fecha límite propuesta por el líder del Partido Republicano en Estados Unidos, Paul Ryan, para que el Congreso actual pudiera revisar el nuevo TLCAN.

La probabilidad de que se alcance un acuerdo preliminar en las siguientes semanas disminuyó, tras los comentarios del representante de comercio de Estados Unidos, Robert Lighthizer, pues mencionó que todavía existen diferencias notables en las negociaciones sobre temas relacionados con la propiedad intelectual, mercados agrícolas y las reglas de origen del sector automotriz, entre otros.

 

Siguientes artículos

barril-petróleo-coberturas
Irán confía en la UE para mantener sus exportaciones de crudo
Por

El país islámico prevé que las sanciones de Estados Unidos en su contra tendrán un impacto en la inversión extranjera....