Una aseguradora con más de 180 películas cubiertas  fue la encargada de “cuidar” la producción de la película de Alfonso Cuarón, nominada a 10 premios de la Academia.

LCI seguros cuidó que cada aspecto en Roma tuviera una cobertura acorde a su riesgo. Hasta “Borras”, el perro adoptado, fue una de las piezas clave para evitar pérdidas, junto con los niños, los autos de época y el Hombre Bala explicó la empresa en un comunicado.

“En el aspecto de los seguros hubo que hacer un seguimiento muy puntual de las necesidades de la producción. Por ejemplo, el perrito adoptado “Borras” representó uno de los aspectos más importantes para asegurar, más que por su valor intrínseco, por las pérdidas que les hubiera originado a la producción en caso de incapacidad por algún accidente o enfermedad, ya que era esencial para la historia”, comento Ricardo Carrillo, Director de Operaciones de la aseguradora.

Lee también: Lo que nos enseña Yalitza Aparicio sobre México

Por otro lado, Carrillo hizo referencia a la escena en la que participa un “Hombre Bala” rodada en el municipio de Nezahualcóyotl, “en ese caso, verificamos que la persona que haría la escena tuviera la suficiente experiencia para hacerlo, y así fue, era un hombre que trabajó en un circo”.

Los autos de época que aparecen en Roma también contaron con protección, pues era importante para la producción saber que estaban cubiertos ante cualquier incidente, como en la escena del denominado Halconazo, ocurrido en 1971.

Para la tranquilidad de los padres de los niños actores, LCI destinó personal médico especializado para conocer su estado de salud, así como para estar pendientes en caso de enfermedad o sufrir algún accidente, que en caso de haber sucedido, las pérdidas hubieran sido millonarias.

“Se lograron cubrir todos los requerimientos de seguros solicitados por el aportante extranjero (Netflix)”, subrayó el Director de Operaciones de LCI Seguros.

Sobre el incidente en que la producción se vio agredida por personal de seguridad de la Delegación Cuauhtémoc durante el rodaje en 2016, la empresa explicó que no se consideró como siniestro porque no hubo una interrupción de la filmación.

Entre los incidentes que sí frenaron la producción destacan una interrupción en Tabasco por mal tiempo y otra en la ciudad de México, también por lluvia. La cobertura amparó los costos de un accidente de un miembro de la producción, el cual ocurrió cuando regresaba a casa, sin embargo no hubo mayores siniestros durante la filmación, señalaron.

“Roma” lidera las apuestas online a Mejor Película y Mejor Director

 

Siguientes artículos

Bimbo invertirá hasta 900 mdd para aumentar su producción en 2019
Por

La inversión significa hasta 20% más que los destinado en 2018, de 750 mdd.