¿Cuánto invertirá un candidato en ganar un voto? De acuerdo con un especialista en detectar mapachismo, la respuesta es: una fortuna.

 

Por Ana Paula Flores 

PUBLICIDAD

Salir de casa en tiempos electorales puede ser un martirio visual: postes lle­nos de pancartas que promueven a los candidatos; bardas pintadas con el logotipo de algún partido político; espectaculares… Detener­se en un crucero puede significar recibir un flyer o ver a jóvenes des­plegar un rótulo propagandístico. In­ternet no se salva: correos electró­nicos, banners, mensajes en redes sociales. Si a eso se le suman cosas como: boletos de cine, tarjetas de descuento, vales de despensa, mo­chilas, camisetas… la saturación de imágenes puede llegar a niveles realmente elevados.

Más allá de esto, surge la pregun­ta: ¿Cuánto invertirá un candidato en ganar un voto? De acuerdo con un especialista en detectar mapa­chismo, la respuesta es: una fortuna.

De entre los 2,159 escaños que se pondrán en juego el próximo 7 de ju­nio, sólo cuatro posiciones conside­ran montos presupuestales arriba de lo que cuesta un evento de apertura y de cierre de campaña: aproxima­damente 20 millones de pesos (mdp) en total. Estas candidaturas son por los gobiernos de los estados de Guerrero (con un tope para gastos de campaña de 27,113,393.97 pesos), Michoacán (45,449,000 pesos), Nuevo León (44,413,069.57 pesos) y Sonora (93,488,536 pesos).

Las sumas indican que sólo los candidatos sonorenses podrían financiar una campaña electoral.

 

Lo que le cuesta un voto a los candidatos

Los cierres o arranques de campaña para un candidato a gobernador pueden costar hasta 10 millones de pesos. Esta cifra incluye:

  • Alimentación
  • Transporte
  • Productos promocionales
  • Entretenimiento (por lo general, grupos musicales)

Los grupos de apoyo reciben un pago semanal de entre, 200 y 800 dependiendo del nivel que tengan.

Las camisetas impresas, dependiendo de su calidad, cuestan entre: 8 y 100 pesos. Se deben imprimir camisetas de diferentes colores para los grupos de apoyo, a fin de que las personas que los siguen a todos los eventos no se vean siempre igual.

Un operador político recibe, aproximadamente, una comisión de 100 pesos por cada aportación obtenida. Las aportaciones rondan entre  500 y 4,000 pesos.

Una despensa en estados como Chiapas o Oaxaca cuesta alrededor de 100 pesos, en tanto que en el Distrito Federal puede alcanzar los 800 pesos.

Los vales o tarjetas de despensa se otorgan generalmente con un saldo de entre 500 y 600 pesos. Estos productos se venden a los partidos políticos en un precio 10% más bajo del saldo otorgado.

Los espectaculares únicamente se colocan en poblaciones superiores a los 80,000 habitantes. Tienen un costo mensual de entre 2,500 y 40,000 pesos,  dependiendo de su ubicación.

Los vales o tarjetas de despensa se otorgan generalmente con un saldo de entre  500 y 600 pesos.  Estos productos se venden a los partidos políticos en un precio 10% más bajo del saldo otorgado.

La consultoría tiene un costo de entre 3,000 y 400,000 pesos, según el cargo. Considera: sitio web, redes sociales, coaching, diseño de imagen, protocolo, etcétera.

Además, existen gastos que se costean a través de “la caja chica”, como son: el apoyo de los líderes de opinión de la población donde el candidato contienda (sacerdotes, periodistas, líderes sindicales), los padrinazgos (fiestas de quince años y bodas), los apoyos sociales (becas, medicinas y materiales de construcción), entre otros. La cifra exacta es difícil de calcular, pero se sabe que un candidato a gobernador puede gastar millones de pesos en este rubro.

 

Siguientes artículos

Así llevó Chrysler a la Juventus a la final de la Champions
Por

A pesar de que el club ha perdido 200 mdd en las últimas cuatro temporadas, la familia Agnelli propietaria del equipo y...