El whisky está de moda, eso es indudable. Y no sólo por su profundo sabor amaderado, ni por todo lo que representa para los amantes de esta bebida.

Alrededor del whisky existen los suficientes mitos como para hacer del licor poco más que una leyenda.

¿En dónde surgió? ¿Qué significa su nombre? ¿Cuál es la destilería más vieja? Estas y otras curiosidades exploramos de la mano de The Glenlivet sólo para cerciorarnos que el whisky es protagonista de su propia historia.

PUBLICIDAD

DIFERENCIA ENTRE WHISKY Y WHISKEY 

Hace un par de siglos, todo tipo de whisky recibía el nombre de whisky, pero alrededor del año 1870, la calidad del whisky escocés era tan pobre que destilerías irlandesas y americanas decidieron adoptar el término whiskey para distinguir su producto del de menor calidad.

Hoy día, la diferencia entre ambas palabras radica más bien en el uso y costumbre del consumidor.

¿MADURACIÓN? SÓLO EN BARRICAS

Durante el proceso de maduración en barriles de madera, el whisky se vuelve más suave, intensifica su sabor y adquiere su característico color dorado.

Por estas razones, para poder ser denominado legalmente whisky en Escocia, se exige que el proceso de maduración dure al menos 3 años y que el añejamiento sea en barriles de roble que no excedan los 700 litros de capacidad.

WHISKY CON PIERNAS

Cuando te sirves whisky en un vaso transparente, bebes un poco y lo pones de nuevo sobre la mesa, verás que el licor se pega a los lados. Esas marcas son conocidas como “las piernas del whisky” y dejan ver la fortaleza alcohólica y viscosidad del licor.

AGUA DE VIDA 

El origen de la palabra whisky proviene del latín aquavitae, que significa agua de vida y que los escoceses tradujeron al vocabulario celta como ‘uisgebeatha’, transformándose con el paso del tiempo en whisky.

El registro más antiguo de la existencia del whisky en Escocia es un mural que data de 1494 en la Hacienda Rolls, en donde se lee: “Ocho cápsulas de malta a Fray John Cor, por orden del Rey, con que hacer agua de vida”.

En los siglos siguientes, los distintos gobiernos de Escocia comenzaron gravar la producción de whisky hasta el punto de que la mayor parte del licor fue producido de manera ilegal. Sin embargo, en 1823 el Parlamento aprobó una ley haciendo la destilación comercial mucho más rentable, mientras se imponían castigos a los terratenientes que tenían destilerías sin licencia en sus propiedades.

LA DESTILERÍA MÁS ANTIGUA DE ESCOCIA

George Smith fue la primera persona en obtener una licencia para una destilería bajo la nueva ley, fundando así la destilería de The Glenlivet, en 1824.

Smith instaló la destilería en un valle de colinas verdes e interminables, y un río que proveería el agua necesaria para la producción del whisky. Por todo esto es que The Glenlivet es, legalmente, la destilería de whisky más antigua del mundo.

 

Siguientes artículos

Peso extiende racha negativa
Por

Durante la sesión, el tipo de cambio alcanzó un mínimo de 15.77 y un máximo de 15.83 pesos por dólar, presionado por los...