El yuan chino (CNY) se ha depreciado alrededor de un 3% este año frente al USD y es actualmente la divisa menos rentable de la región de Asia Pacífico. A pesar de la ralentización prevista en los aumentos de tasas de interés de la Reserva Federal de EU, la desaceleración en curso de la economía china necesitará una política monetaria expansiva prolongada que debería mantener al yuan bajo presión.

El debilitamiento del yuan este año no ha causado preocupación en los mercados financieros mundiales, en claro contraste con el tercer trimestre del año pasado, cuando una súbita devaluación del CNY disparó una corriente masiva de venta. ¿Los inversionistas deben seguir preocupándose por el yuan y sus efectos indirectos sobre los mercados financieros globales? En nuestra opinión, hay dos diferencias clave entre este tercer trimestre y el tercer trimestre anterior, lo que explica la actitud tranquila del mercado frente al riesgo de una nueva depreciación del yuan.

En primer lugar, las autoridades chinas se han esforzado para mejorar su comunicación con los participantes del mercado en cuanto a sus intenciones en materia de políticas.

La fuerte devaluación del CNY en el tercer trimestre del año pasado tomó a los mercados por sorpresa y generó preocupación ante la posibilidad de nuevas rondas de devaluación. Este velo de incertidumbre alimentó las salidas de capitales en el tercer trimestre del año pasado.

Desde entonces, los principales funcionarios chinos, incluido el presidente Xi Jinping, y el gobernador del Banco Popular de China, Zhou Xiaochuan, han recalcado en reiteradas oportunidades que no cabe esperar una depreciación extraordinaria del CNY. Una mayor tranquilidad, sumada a las restricciones más rigurosas de los movimientos de capital, ha contribuido a desacelerar las salidas de capitales de un máximo de USD 170,000 millones en diciembre del año pasado a un ritmo controlable de unos USD 50,000 millones en los últimos meses.

En segundo lugar, los defensores de una fuerte devaluación del CNY frente al USD también se han visto sorprendidos por los cambios de señales en la política de la Reserva Federal. Janet Yellen, presidenta de la Reserva Federal, ha manifestado que la excesiva solidez del USD no es favorable, e indicó a principios de junio que «mientras el dólar no siga apreciándose mucho más, preveo que la inflación suba hasta el 2% en los próximos 12 a 24 meses». Esto implica que un yuan mucho más débil (que revalorice el USD en términos ponderados por el comercio) hará que la Reserva Federal se retracte de su retórica monetaria restrictiva.

Más aún, la Reserva Federal ha recalcado sistemáticamente que los aumentos de tasas de interés serán graduales. En la reunión reciente del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) de junio, el gráfico de puntos que ilustra las proyecciones de tasas de los fondos federales realizadas por los miembros del FOMC mostró un ritmo reducido de aumentos de tasas (a un total de 75 p.b. hacia finales de 2017, frente a los 100 p.b. que se preveían en marzo). En vista de que la Reserva Federal posiblemente eleve las tasas lentamente y ante un posible aumento de la inflación, las tasas de interés reales podrían perder atractivo y constituir una limitación para el fortalecimiento del USD.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Microsite: UBS Platiquemos

Microsite: UBS

 

Consideraciones legales. El presente artículo ha sido preparado por el equipo de análisis de Wealth Management Research de “UBS A.G.” y adaptado por Adolfo Acebras, Analista para México de UBS Asesores México, S.A. de C.V. (en adelante, “UBS Asesores” y en conjunto con UBS AG, “UBS”).
UBS expresamente rechaza cualquier responsabilidad derivada del uso del presente artículo y no garantiza de manera expresa o tácita, la fiabilidad o integridad de la información, así como tampoco garantiza que estas estimaciones o proyecciones serán cumplidas. Los resultados finales variarán de las proyecciones y dichas variaciones podrían ser sustanciales. La información contenida en el presente artículo no es ni debe ser considerada como una promesa o garantía con respecto al pasado o al futuro. Toda la información, opiniones y precios establecidos en este documento, son actuales únicamente al momento de su publicación y pueden ser alteradas sin previo aviso. UBS expresamente rechaza cualquier responsabilidad derivada del uso del presente documento. Es importante destacar que los valores referidos en este artículo por los autores fueron valuados sobre la base de precios aproximados y de mercado utilizados comúnmente por la banca. Esos valores deberán considerarse como únicamente indicativos y UBS no está obligado para con ellos. Este artículo no debe ser interpretado como una oferta de adquisición o venta de valores o instrumentos financieros relacionados por parte de UBS, ha sido preparado exclusivamente con fines informativos y  su contenido no debería interpretarse como una recomendación o asesoría legal, tributaria, contable o de inversión para persona determinada. Ningún acto o decisión de inversión, enajenación u otro acto o decisión financiera, debería basarse exclusivamente en la información contenida en el presente artículo. Por lo anterior, este documento no substituye el análisis de riesgo que cualquier persona debe hacer antes de tomar una decisión de inversión.
UBS Asesores es un asesor en inversión constituido de conformidad con la Ley de Mercado de Valores. UBS Asesores es una subsidiaria de UBS AG. UBS Asesores es una entidad regulada y sujeta a la supervisión de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), con relación a los servicios de asesoría en inversión regulados en las “Disposiciones de Carácter General Aplicables a las Entidades Financieras y demás personas que proporcionen Servicios de inversión”. UBS Asesores se encuentra registrado ante la CNBV bajo el número de folio 30060.
La CNBV única y exclusivamente regula a UBS Asesores respecto de la prestación de servicios de administración de cartera de valores cuando se tomen decisiones de inversión a nombre y por cuenta del cliente, así como respecto de los servicios de asesoría de inversión en valores, análisis y emisión de recomendaciones de inversión de manera individualizada, por lo que esa Autoridad carece de atribuciones para supervisar o regular cualquier otro servicio que proporcione UBS Asesores. Asimismo, se informa que el registro de UBS Asesores ante la CNBV no implica el apego de UBS Asesores a la regulación de los servicios que presta, ni la exactitud o veracidad de la información proporcionada a sus clientes. UBS Asesores no es un banco, no está autorizado a recibir depósitos ni a custodiar valores, no forma parte de UBS Grupo Financiero, S.A. de C.V., ni de cualquier otro grupo financiero y como consecuencia de ello, sus actividades y/u obligaciones no se encuentran respaldadas por ningún tercero.  UBS no ofrece rendimientos garantizados. UBS ha revelado cualquier conflicto de interés que pudiese tener frente al cliente. UBS Asesores no hace promoción de servicios bancarios. UBS Asesores solo puede cobrar las comisiones expresamente convenidas con sus clientes por concepto de los servicios de inversión efectivamente prestados, por lo que no podrá recibir comisiones de emisoras o de intermediarios financieros locales o extranjeros que presten servicios a los clientes de UBS Asesores. UBS Asesores está obligado a realizar un Objetivo de Inversión (considerando el apetito de riesgo) por cada cliente, y solo podrá realizar inversiones, por cuenta de los clientes, basándose en dicho Objetivo de Inversión”.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Manuel Medina Mora dejará de presidir consejos de Banamex
Por

A partir del 15 de noviembre, Enrique Luis Castillo Sánchez Mejorada será el nuevo presidente no ejecutivo del consejo d...