El dinero en efectivo es el medio de pago más usado en el mundo, según el estudio Los medios de pago, un paisaje en movimiento de PWC, ya que el 85% de las transacciones y el 60% del valor de las mismas se realizan con dinero contante y sonante.

“En México tenemos toda la oportunidad de poder revolucionar todo el sistema financiero con nuevas formas de pago entre personas y con ayuda de la tecnología. Con sólo 34% de los mexicanos bancarizados, pero con más de 70% de las con un dispositivo móvil, es una gran oportunidad para hacer algo diferente”, platicó Martin Mexia CEO y cofundador de Payit.

El efectivo es el medio de pago masivo y en muchos países, es casi el único canal de pago: en Perú, alcanza el 99% de las transacciones, en Colombia el 98% y en México alcanza el 96%.

Según PWC, en 2014, la revista The Economist provocó el debate en torno al dinero: “¿No sería mejor abolir el dinero en efectivo? Economistas prestigiosos como Kenneth Rogoff, que fue economista jefe del FMI, creen que sería una buena medida. La desaparición del efectivo acabaría de golpe con la falsificación de dinero, limitaría el fraude fiscal y facilitaría el seguimiento de los movimientos financieros ilícitos o irregulares”.

“Lo más complicado siempre han sido las conexiones bancarias y cambiar la forma en que piensa el mexicano. Muchos aun pensamos que, si no es dinero en efectivo, no es dinero”, platicó Mexia.

El mercado de los pagos digitales tiene un valor de 20,000 millones de dólares, según PWC.

Ante este panorama, Payit y Swap, aplicaciones para realizar cobro y pagos entre amigos, son dos propuestas de jóvenes mexicanos que buscan cambiar la forma como realizamos pagos de persona a persona. La industria fintech cada vez abre más posibilidades que la vuelven un complemento de la banca que se enfoca a las nuevas generaciones.

También puedes leer: Así fue como PayPal se hizo de 6 millones de usuarios en AL

Publicidad

 

Payit

Recientemente Payit fue seleccionada como la mejor startup en México por el BBVA Bancomer Innovation Center. Esta solución representará al país en Suiza en el Seedstars Summit que se celebrará en abril de 2018 y tendrá la oportunidad de ganar un millón de dólares.

“Es una gran oportunidad para nosotros no sólo para darnos a conocer, sino para representar a México y a una industria que está creciendo mucho y más entre los jóvenes”, platicó Martín Mexia.

La competencia que tuvo que pasar Payit no sólo fue contra empresas de la industria fintech, sino contra cualquiera que tuviera un proyecto disruptivo. En Suiza competirán contra 30 empresas más para ganar el millón de dólares.

La idea de crear Payit buscó a los creadores, ya que ellos habían comenzado con un sistema de pago de rentas con tarjeta de crédito. “Nos dimos cuenta que mucha gente lo utilizaba para mandar dinero a sus amigos. Empezamos con ese sistema de pago en 2013 y de ahí evoluciono a lo que ahora es Payit”, destacó Mexia.

Con la apoyo de un fondo de inversión que les ayudó a captar 250,000 dólares fue como todo inició.

“Ahora funcionamos en todo el país, aunque también funciona a nivel internacional, sólo es necesario contar con una cuenta mexicana”, platicó Mexia.

El siguiente paso de Payit es incursionar en el comercio informal. “Queremos incluirlos en el ecosistema de pagos virtuales, les queremos dar las herramientas para que ellos puedan crecer su negocio al aceptar pagos digitales. Actualmente ya cuenta con 30 proveedores de servicios y productos del mercado informal”, platicó el cofundador de Payit.

Actualmente la aplicación cuenta con 60,000 usuarios y para agosto de este año tener más de 100,000 usuarios y para 2018 llegar a los tres millones. Para lograr esta meta el equipo de Payit buscara lvantar capital por un millón de pesos (mdp).

 

Swap

Para Bruno Ramos y Jerónimo González, cofundadores de Swap,  las alternativas en pagos persona a persona son de poca calidad.

“Nosotros vemos una incongruencia muy grande, cuando vemos que hay personas un iPhone 7 y tiene que ir al Oxxo a hacer una transferencia o que tiene que formarse en el banco para cambiar un cheque”, comentó Bruno Ramos.

La idea nació de un viaje cuando Bruno se fue de viaje y se dio cuenta de que no tenía dinero y le pidió prestado a un amigo. Tuvo que sacar un token, tener la cuenta bancaria del amigo y esperar a darse de alta y finalmente depositarle.

La aplicación lleva año y medio operando y para Jerónimo el ver como Bruno desarrollo la aplicación de la nada en ese tiempo le hace sentirse orgulloso de tener un producto tan rápido y de buena calidad.

“Está disponible en todo el país y nuestra meta es llegar a 150,000 usuarios. Estamos teniendo un crecimiento mensual de 30%, ya que muchos de los usuarios nuevos llegan por invitación de alguien que ya usa la aplicación”, destacó Ramos.

La aplicación está enfocada a la generación millennial hasta personas de 90 años y para empezar a usar la aplicación el límite de trasferencia es de 1,000 pesos.

“Tú le puedes mandar dinero a cualquier persona, no sólo a usuarios de la aplicación, siempre y cuando se tenga el número de teléfono o su correo electrónico”, comentó Ramos.

En total los cofundadores de Swap han levantado 20 mdp que servirán para seguir impulsando el crecimiento de la aplicación.

“La tendencia generalizada de los pagos persona a persona es llevar menos efectivo encima y usar más la tecnología, sobre todo entre los jóvenes. Los requisitos para que este sistema tenga aceptación por parte de los usuarios son que el envió de dinero sea rápido y gratuito a muy bajo coste. Eso significa que para la empresa que ofrece el canal, la inversión tiene difícil retorno”, dice el estudio de PWC.

 

Siguientes artículos

Netshoes: La firma de e-commerce brasileña viene por México
Por

La página brasileña de e-commerce quiere vestir a los deportistas mexicanos. Ya fondea su crecimiento desde la bolsa de...