Cuando hablas con amigos que visitan Asia, si tienes WeChat como uno de tus sistemas de mensajería instantánea y en ciertos casos, cuando utilizas algunas aplicaciones te cruzaste con el término Código QR o ‘QR Code’. El nombre viene de respuesta rápida y en español se podría llamar Código de Respuesta Rápida o Código RR y tiene sus ventajas sobre los códigos de barras en varios sentidos. Su origen en es Japón (utilizado por la industria automotriz) y su capacidad de almacenamiento y rapidez de lectura por una computadora son asombrosos.

Muchos hemos pasado por el complicado momento de tratar de hacer algo con una lectora de código de barras, limpiar el sudor del empaque, estirar la bolsa de dulces; todo para obtener un único número identificador del producto para conocer su precio en una base de datos. Muchos hablan sobre el poder de las cámaras y los algoritmos de reconocimiento facial. Pero en medio se encuentran los códigos QR.

Estos pueden dar mucho más y en China, India y varios lugares de Asia va ganando terreno por su flexibilidad para facilitar tareas, especialmente la de cobrar y pagar.  Es con el código QR que hemos visto florecer economías de millones de personas que adoptan el sistema de transacción monetaria, dejando a un lado el trueque,  sin sufrir por imprimir moneda en papel.

  • Ejemplo práctico: descarga un lector de código QR en tu celular

Android: https://play.google.com/store/search?q=qr%20barcode%20scanner&c=apps

PUBLICIDAD

iOS: https://itunes.apple.com/us/app/qr-code-reader/id1200318119?mt=8

Y tratar de invitarme un café si tienes PayPal, y quieres haha.

El código QR tiene su gran ventaja en la capacidad de almacenamiento, como casi todo en el mundo de los datos digitales. Su capacidad de 1852 caracteres permite cargar aplicaciones, líneas de captura con referencia de pago completa y en símbolos que no tengan que ver con el abecedario occidental como el kanji. Y utiliza los códigos de corrección de errores Reed-Solomon que han sido utilizados en CDs, Blue Rays, comunicación satelital, internet DSL, entre otras tecnologías, enfocado en la lectura por medio de una cámara.

Aquí llegamos a la belleza de esta tecnología, el símbolo guardado en una imagen cuadrada con un código de barras pero de dos dimensiones (vertical y horizontal) creando una matriz. Un código QR consiste en cuadrados negros (u otros colores) dispuestos en una cuadrícula sobre un fondo blanco, que pueden leerse con un dispositivo de imagen como una cámara y procesarse con la corrección de errores de Reed-Solomon hasta que la imagen pueda interpretarse adecuadamente. Los datos necesarios se extraen de los patrones que están presentes en los componentes horizontales y verticales de la imagen.

En occidente Snapchat fue el principal impulsor del Código QR, pero también pueden obtener su código de Twitter si van a perfil y al menú de los puntitos superior derecho y seleccionan QR code.  El tema es que más allá de redes sociales, hoy en China se utiliza para todo, en especial a través de la aplicación que utilizan millones de ciudadanos: WeChat y con ello se envían pagos y regalos. También con el código QR el gobierno realiza el cobro de servicios de trámites gubernamentales. Ellos se han acostumbrado a apuntar la cámara de su celular al código y realizar la acción que viene, un pago, acceder a una nueva aplicación, a un micrositio comercial dentro de WeChat o acceder a alguna página web.

  • Ejemplo práctico, intenta seguirme en Twitter si todavía no lo haces.

Suena muy sencillo pero la adopción, como toda tecnología, requiere de la fuerza de los que adoptan el uso temprano y el uso que le encuentren los sistemas más utilizados como la banca, o el gobierno. Yo pienso en algo como el sistema CLABE y el pago por SPEI (que sonó tanto alrededor de Semana Santa de este año). Pero nuestro sistema hoy almacena muy pocos caracteres. Entiendo bien la percepción de no todos tienen un celular o saben cómo utilizarlo, pero la tendencia de eso es a la baja y poder poner más candados de seguridad, mandar más información de referencia de un pago con una sola imagen y una sola foto, podría activar varias cosas que hoy son complicadas.

En Asia vieron la facilidad y entendieron que este tipo de tecnología acelera y facilita las transacciones, empodera a los negocios, especialmente a las Pymes, y organiza las transacciones. Tal vez analizar la introducción de los códigos QR a las aplicaciones de Banca móvil en locales como tiendas de conveniencia y mercados ambulantes pueda ser un interesante piloto para el Banco que quiera adquirir esos modelos tradicionales de comercio que hoy no pasan por sus plataformas de servicios bancarios.

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @ricardoblanco

G+: ricardoblanco

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Cómo ganar amigos e influenciar sobre millones
Por

El “marketing de Influencers” está creciendo cada vez más. ¿Cómo pueden los mercadólogos evitar las trampas y pifias que...