Un poco de la historia de la fotografía de alta velocidad, sus aportes la biología, la astronomía y la física.

 

 

 

PUBLICIDAD

 

La actual tendencia de crear imágenes especiales y compartirlas con el mundo a través de la red ha colocado a la fotografía en un plano que combina la cotidianeidad con la técnica. Cada vez es más común que las técnicas y las composiciones de la imagen sean una parte normal de las redes sociales y sitios de noticias.

Desde hace un tiempo, la fotografía de alta velocidad ha creado mucho revuelo, ya que nos permite conocer un punto en el tiempo que a simple vista el ojo humano no podría ver, siendo quizá el tipo de fotografía que causa más curiosidad y que tiene como finalidad inmortalizar una imagen única e irrepetible.

Fue en 1937 que se presentó la primera fotografía tomada en alta velocidad en el Museo de Arte Moderno de Nueva York, la famosa “Corona de Leche”. Esta imagen fue capturada por el ingeniero Harold E., Doc, Edgerton, quien inventó el flash estroboscópico y se convirtió en el padre de la fotografía de alta velocidad.

Normalmente, este tipo de imágenes en las que podemos ver desde gotas de agua rebotando sobre la superficie de un líquido, hasta una pelea de box en slow motion, son tomadas con cámaras tipo réflex que tienen una velocidad de obturación más rápida (1/500 aproximadamente).

Las cámaras réflex cuentan con controles manuales, por lo que podemos configurar las opciones del obturador y es mucho más fácil poner la cámara en el punto perfecto para congelar un instante. El obturador, del que ya hemos hablado en este blog, es el dispositivo que controla el tiempo durante el cual la luz llega al dispositivo fotosensible.

Actualmente, las imágenes hechas en alta velocidad no son sólo bonitas e intrigantes, sino que han ayudado a comprender fenómenos físicos, astronómicos y biológicos que han cambiado el curso de la historia. Gracias a la fotografía de alta velocidad, los astrofísicos minimizan el efecto de la interferencia atmosférica y pueden ver con mayor claridad el espacio, los biólogos han comprendido el comportamiento de animales y fenómenos naturales y, finalmente, los físicos ven con mayor claridad la conducta de los cuerpos al ser sometidos a una fuerza.

La fotografía es, sin duda, una de las mejores formas de comunicación, ya que nos permite dar un vistazo a una imagen a través de los ojos del fotógrafo. Cada día, más personas buscan la forma de brindar a los demás un poco de su día a día y que mejor qué haciendo foto con calidad y pasión.

Te invito a compartir tus mejores recuerdos en www.facebook.com/canonmexicana

 

 

Contacto:

Facebook: www.facebook.com/canonmexicana

Twitter: @canonmexicana

Página web: www.canon.com.mx/

 

 

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

 

Siguientes artículos

Una casa de subastas en línea desafía a los gigantes
Por

La casa de subastas en línea Auctionata acaba de levantar 30 millones de dólares para reforzar su creciente plataforma d...