Por Sofía Gamíz y Regina Mitre*

“Estoy en casa escuchando mi descubrimiento semanal en Spotify, después veré qué hay de nuevo en Tinder o en Netflix y ordenaré la cena en Uber Eats”. La frase anterior es una de las cotidianidades de los jóvenes urbanos a nivel global. Este tipo de consumidor tiene acceso a una tarjeta bancaria y a un teléfono celular. Según el Gobierno de México, los jóvenes de 12 a 20 años son el 31% de la población y de este registro 90% tiene un smartphone. Como marca, estar dentro del universo digital es imprescindible. En el caso de México, según el Reporte Nacional de Inclusión Financiera, sólo el 44% de la población en México está bancarizada, mientras que 92% de quienes tienen una cuenta bancaria prefiere pagar en efectivo.

El tiempo es un lujo que hay que ahorrar

La palabra conveniencia está principalmente asociada en satisfacer práctica e inmediatamente las necesidades de los consumidores actuales: hiperconectados e hiperocupados. Hoy podemos encontrar servicios on-demand de todo: lavandería, supermercado a domicilio, paseo de perros, salón de belleza, servicio de limpieza del hogar y citas amorosas.  La visión del tiempo como un lujo hace que exista una transacción tiempo – dinero – simplicidad.

Hoy en día las apps de entregas a domicilio como Amazon, Rappi, UberEats o Cornershop se mejoran y crecen en el mercado. Según el banco internacional UBS, para 2030 la industria de food delivery tendrá valor de 365 billones de dólares a nivel global. Alsea dio a conocer que lanzará en México una app para servicio a domicilio de sus marcas. Para las marcas de la industria de alimentos y bebidas el reto está en pensar cómo extender la experiencia de su establecimiento hasta las casas de sus consumidores y seguirse diferenciado: desde el empaque hasta la portabilidad de la comida.

Uno de los grandes en el campo de juego

Germán Pérez-Duarte, director comercial de Uber Eats para Latinoámérica, nos compartió su visión del futuro en relación al delivery y cómo la plataforma está democratizando el acceso a marcas y gastronomías a más de 75 millones de usuarios (en dos años se ha expandido a más de 80 ciudades en 14 países: México, República Dominicana, Costa Rica, Panamá, Ecuador, Colombia, Ecuador, Guatemala, Perú, Chile, Uruguay, Brasil, Puerto Rico, El Salvador, Argentina).

¿Cuál es el futuro de las plataformas de delivery?

Veremos cada vez más restaurantes virtuales. Continuaremos invirtiendo en tecnología para los restaurantes con integración a POS con la intención de hacer más eficientes sus operaciones con nuestra retroalimentación e insights basados en data. Para el consumidor, veremos recomendaciones personalizadas de platillos y restaurantes gracias a machine learning, y cada vez más adopción del delivery para la conveniencia de su vida diaria.

¿Cuál es la tendencia de horarios de pedidos? 

Con el crecimiento de la solicitud de alimentos vía app, Uber Eats ahora está ayudando a los restaurantes a desbloquear la demanda en las horas de menor actividad. Mientras que algunos restaurantes normalmente sólo han estado ocupados en el almuerzo y /o la cena; ahora ven la demanda en los nuevos momentos del día.

¿Qué tipo de gastronomías son las más pedidas y para dónde se encaminará el crecimiento?

En cuanto a tendencias gastronómicas, recientemente analizamos la data de más de 20 millones de búsquedas de los últimos 6 meses (de mayo a noviembre de 2018) en América Latina para revelar qué y cómo comieron los latinos durante el año pasado.

1. Saludable: los consumidores buscan conveniencia, opciones más sanas y con más sabor como ensaladas, jugos y ‘súper alimentos’ o superfoods como matcha, acai y chia.

 

Los volúmenes de búsqueda de los comensales también muestran que las aplicaciones de entrega de alimentos como Uber Eats están transformando rápidamente lo que antes era usado para ‘cheat meal’ durante el fin de semana, a una parte cada vez más importante de nuestros hábitos alimenticios diarios. Durante el 2019 esperamos ver a los usuarios buscar opciones de comidas cada vez más económicas y saludables, a diario. A medida en que las personas se vuelven más conscientes de lo que comen, podemos esperar que los súper alimentos basados en plantas o plant-based sigan aumentando en popularidad.

2. De vuelta al sabor latino: las delicias típicas como las empanadas, arepas, coxinha, feijoada, ceviche y mofongo fueron muy populares, así como los ingredientes como el plátano, la palta o aguacate. Las cocinas regionales más populares de este año fueron la venezolana, brasileña y peruana.

También puedes leer: Con Uber Eats, el titán de la movilidad busca comerse el mercado de entregas

3. Pescado crudo: llámelo poke, atún y salmón crudo, sushi o temaki, los comensales tienen más hambre que nunca para los mariscos crudos.

4. Comida del Medio Oriente: hummus, shawarma, kibbe, kebab y sfiha son apetecidas por vegetarianos y omnívoros por igual.

5. Comida reconfortante y postres: mientras que los consumidores están interesados en la salud y el bienestar, también buscan esos platos que les causan ‘comfort’. Esto significa sopa, helados, pasteles y tortas. El 2018 fue también el año de la ‘milanesa’, el platillo que figuró entre los 10 alimentos más codiciados de América Latina. Como su nombre lo indica, la milanesa originalmente proviene de Milán, pero fue traída al Cono Sur (principalmente Argentina y Uruguay) por inmigrantes italianos.

* Sofía Gamíz y Regina Mitre (Creative Design + Future Design en Mero Mole / meromole.com). Su mero mole es hacer restaurantes y food halls a nivel global que generen experiencias extraordinarias para sus usuarios e inversionistas.

 

Siguientes artículos

‘Cómprame un revólver’, narcotráfico y beisbol
Por

Lo más reciente de Julio Hernández Cordón llega a la cartelera después de recorrer con éxito festivales alrededor del mu...