La frontera entre moda, lujo y entretenimiento se hace cada vez más difusa, dada la necesidad de crear contenido que la comunicación digital exige.

 

 

Descubrimos las joyas de Tiffany cuando Audrey Hepburn, en el papel de Holly Golightly, se comía un croissant frente al escaparate de la marca en la Quinta Avenida neoyorquina mientras deseaba lo que sus ojos contemplaban. Breakfast at Tiffany’s, traducida al español como Desayuno con diamantes, puso en el mapa de nuestro imaginario a la marca joyera.

PUBLICIDAD

Éste es el primer ejemplo de la relación cercana y de primos hermanos que mantienen el cine y las marcas de lujo. Hace unos años, el cine se cruzó en la vida del mítico diseñador Tom Ford, quien había reinventado Gucci unos años antes. El diseñador, reconvertido en fotógrafo y director de cine, estrenó en diciembre de 2009 A single man (Un hombre soltero), protagonizada por Collin Firth con enorme éxito. La estética de la película, los colores, el ritmo, el comportamiento de los personajes fue un avance del estilo que Ford quería transmitir en la nueva marca para hombre que acababa de lanzar con su nombre.

Hace unas semanas, en el evento de clausura de la semana de la moda de Shanghai fue el thriller A rose reborn el protagonista. La novedad es que esta película, dirigida por el coreano Park Chan-wook, ha sido producida por la marca de moda masculina Ermenegildo Zegna, fundada en Trivero, Italia, en 1910. Para hacer esta película, el diseñador de Zegna desde 2012, Stefano Pilati, se ha rodeado de talento asiático. Además del director coreano cuenta con el japonés Ayako Fujitani para el guión y el actor de Hong Kong Daniel Wu.

Zegna es la marca de prestigio pionera en establecerse en China y afianzar su presencia en este país. A rose reborn no es una película sobre la marca, y aunque el producto aparece, lo hace de forma sutil y bien integrada en el guión. Según dice la casa, ya han visto la película más de 10 millones de personas. Antes de presentarse en Shanghai, se mostró en Busan International Film Festiva y en el Festival Internacional di Roma. Se mostrará en Toronto International Film Festival próximamente.

También Dior ha presentado en el festival de cine de Tribeca Dior and I, un documental que cuenta la historia de la creación de la primera colección de alta costura para la marca por Raf Simons. Y bajo otra perspectiva muy diferente, Frida Giannini, directora creativa de Gucci, cruza la frontera de la moda al cine. En la película documental The director es ella la protagonista. La película, dirigida por James Franco, se centra en la vida laboral de Giannini y el proyecto solidario Chime for Change, que lidera la marca.

La frontera entre moda, lujo y entretenimiento se hace cada vez más difusa. La necesidad de crear contenido que la comunicación digital exige puede ser una de las razones, aunque cine y moda siempre han estado cerca, ya que en ambos casos se fabrican los sueños que tenemos.

 

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @MARIAGIRON

Página web: Observatorio del Mercado Premium IE

Página personal: María Eugenia Girón

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

13 grandes emisiones de bonos en América Latina
Por

El mercado de bonos corporativos latinoamericanos enfrenta dos retos: los efectos del tapering de la Reserva Federal y l...