La Directora Regional para las Américas y el Caribe de la ONU para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres, Luiza Carvalho, nos da su visión sobre el papel de la mejor en la región.

En medio de la devastación y de los más de 6,000 muertos que el tifón Haiyán dejó a su paso por Filipinas, en 2013, la brasileña Luiza Carvalho, entonces coordinadora residente de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en ese país, recibió la encomienda de proteger a las mujeres y niñas afectadas por el fenómeno natural, quienes eran susceptibles de sufrir violaciones o acoso de los tratantes de personas.

Y así ha pasado toda su vida, defendiendo los derechos de su género, ya sea en el entorno familiar, en las empresas o incluso en la política, sobre todo de Latinoamérica y el Caribe (LAC), una región en la que 1,917 mujeres fueron víctimas de feminicidio en 2016, como indican las cifras más recientes del Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y el Caribe.

El interés en estos temas por parte de la hoy directora Regional de ONU Mujeres para las Américas y el Caribe surgió en su niñez, influenciada por su abuela, quien creía que hombres y mujeres debían gozar de los mismos derechos y que las mujeres tenían que trabajar.

PUBLICIDAD

“Yo soñaba con ser embajadora, pensaba que iba a representar a Brasil en foros internacionales”, recuerda Carvalho, nieta de inmigrantes italianos y españoles.

Desde esos días le encantaban las grandes ciudades, en las que ha trabajado, pero también ha tenido injerencia en las problemáticas rurales y en los movimientos de defensa de los indígenas: “Siempre tuve la idea de que mi carrera iba a estar muy enfocada en las dinámicas humanas, las relaciones intergubernamentales, el multilateralismo”.

Carvalho es licenciada en Administración de Políticas Públicas para la Generación de Empleo por la Universidad de Campinas y en Planificación y Administración por la Universidad de Brasilia, ambas en Brasil. También cuenta con un doctorado en Sociología por la Universidad de Essex y una maestría en Planificación y Desarrollo Social de la London School of Economics and Political Science, las dos ubicadas en Reino Unido.

En 1983 se integró como coordinadora de campo de un proyecto que buscaba eliminar el déficit habitacional en Brasilia y varias ciudades satélites, en el que se decidió dar el título de propiedad de los inmuebles a la pareja cuando había una relación legal y a la mujeres cuando no la había.

“Yo me acuerdo de la dificultad de implementarlo, tuvimos que tener aliados muy fuertes dentro de la policía, porque hubo muchas acciones de los hombres”, cuenta Carvalho, entrevistada en las oficinas de ONU Mujeres, en Panamá. El resultado fue una baja tasa de reventa de las casas.

La originaria de Brasil también laboró en el gobierno del Distrito Federal (Brasilia), durante más de 15 años, en la promoción del desarrollo social en las áreas suburbanas de la capital del país, primero en campo y luego como supervisora de Programa y asesora del Departamento de Planificación de la Gobernación del Distrito Federal.

Más tarde ingresó al Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), donde desempeñó los cargos de oficial de Programas (1999-2001) en Brasil, y de representante residente adjunta en Venezuela (2005-2008) y de coordinadora de la Unidad de Políticas Sectoriales (2002-2005).

Luego fue coordinadora residente de Naciones Unidas en Costa Rica (2008 y 2012). Ahí trabajó con el gobierno en la elaboración de una política nacional de seguridad ciudadana que garantizara los derechos de mujeres y niñas, sobre todo a una vida libre de violencia.

Luiza Carvalho es parte de nuestro listado de mujeres de 2018, te invitamos a que conozcas a las más reconocidas.

 

 

 

Siguientes artículos

Alternativas para emprender sin tener el capital
Por

Todo buen negociador no debe tener miedo al solicitar cualquier especie de crédito, consignación o préstamo (si es neces...