El marketing en su definición más sencilla se encarga de que exista un intercambio y creación de valor entre dos partes, convirtiendo en toda una experiencia todas las etapas del ciclo de compra haciendo de la venta algo irrelevante.

Basándonos en esta definición cualquier emprendedor o dueño de negocio debe de dominar el tema, ya que las relaciones que tendrán con sus prospectos, clientes, al elaborar propuestas de valor y por supuesto al planear sus ingresos por ventas dependerán siempre del marketing.

Muchas personas incluidos varios departamentos de recursos humanos, creen que la mercadotecnia es poco importante y que se puede sustituir fácilmente, basta con ver las vacantes de empleo donde para puestos en marketing solicitan hasta ingenieros, pero cuando un marketero en esa misma empresa pida un puesto de ingeniero quiero ver si va a ser aceptado por ser carrera “afín”. Y esto mismo permea en los emprendedores que no estudian marketing y piensan que no es importante aprender de estos temas y todo lo reducen a publicidad que es solo una pequeña parte del marketing (aunque la más visible).

El problema es que muchas veces se enfoca sólo en el producto, pero no en lo que el mercado realmente necesita y mucho menos piensan en un plan y una estrategia que les ayude a conseguir prospectos, convertirlos en clientes y luego en embajadores de su marca.

Es por esto que saber de marketing es indispensable para hacer poco relevante la venta y poder tener éxito en un negocio, el marketing se encarga de las relaciones con los prospectos o clientes, para que la gente de ventas pueda cerrar la pinza y traer, sin tanto problema, ese flujo de efectivo necesario para que el negocio pueda seguir.

Evidentemente es complicado que un emprendedor o dueño de negocio regrese a la universidad para estudiar una licenciatura o maestría en mercadotecnia, de hecho, específicamente esa no sería esa mi recomendación en un inicio.

Gracias a la era digital, mi recomendación es que, si es de tu interés el hacer crecer tus clientes y generar más prospectos, empieces a formarte en temas de marketing al mismo tiempo que continuas con tu negocio, de esta manera todo lo que vayas aprendiendo lo podrás implementar.

Puedes aprovechar el poder de internet y capacitarte de manera virtual, y aunque existen infinidad de empresas, en diversos países, tienes que fijarte muy bien quien las avala y no son solo primerizos u oportunistas, como ejemplo de quienes sí están avalados incluso por la Global Marketing Association podrían ser Aprendamos Marketing o MKTCampus, que se especializan en enseñar a emprendedores y dueños de negocios estrategias y tácticas probadas de marketing de forma sencilla y clara entre otros pocos.

Otra forma de irse actualizando poco a poco es que consumas Podcasts, son excelente para que los escuches en un trayecto en el coche o mientras haces ejercicio, uno de los que más me gustan y que podría ayudarte es el de Dementes de Diego Barrazas, en este podcast podrás escuchar historias de otros emprendedores y que les ha funcionado a ellos para posicionarse en el mercado. Emprendedor de Alto Impacto de Rubén Gallardo o el de Despide A Tu Jefe que, aunque éste último va empezando, promete mucho ya que su conductor es muy experimentado con años de experiencia en marketing.

La ventaja de capacitarte con este tipo de productos digitales es que podrás aprender de los temas más actuales y al no estar bajo un sistema escolarizado, pueden adecuar sus programas de capacitación de manera más rápida de acuerdo a las necesidades de las personas.

La idea no es que te vuelvas un mercadólogo experto, para eso vas a necesitar muchos años de estudio y participar activamente en universidades y asociaciones, lo que te invito, es a que aprendas lo necesario para poder crear un plan y una estrategia de marketing y ventas sin importar en cuál de las etapas de vida de tu empresa te encuentres para que puedas crecer y/o delegar esta tarea a un futuro director de marketing (que si haya estudiado marketing de manera formal) o una agencia externa, pero tú como emprendedor, dueño o empresario, cuentes con una perspectiva clara y los conocimientos para poder tener un negocio exitoso. Ya que para poder mandar hay que saber hacer y esto, es la mejor forma de lograrlo.

 

Contacto:

Twitter: @CesarEnriquez

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

¿El cliente, realmente en el foco de tu estrategia?
Por

Lo que vemos en el mercado, es la existencia de inversiones que tienen usualmente componentes que hacen que el entendimi...