Algunas frases que hombres famosos, millonarios, presidentes y directivos de empresas han dicho para contribuir al mejor entendimiento de la función comunicativa por parte de los especialistas de las relaciones públicas y, en especial, de las relaciones con los medios de comunicación.

 

 

 

Quien se dedica a las relaciones públicas implícitamente se dedica a la comunicación. Comunicar no es sólo actuar como emisor sino también como receptor de información, por lo tanto, quien trabaja en relaciones públicas tiene como una de sus tareas fundamentales el escuchar, antes de comunicar.

Con este silogismo quiero señalar la importancia de la escucha en toda actividad y relación, pero de forma especial para quien se dedica a las relaciones públicas: escuchar a los periodistas para entender sus necesidades de información y buscar la forma de ayudarles a satisfacerlas; escuchar a ejecutivos y directivos de instituciones para comprender las razones para comunicar o no y actuar en consecuencia.

A lo largo de la historia, muchos hombres famosos, presidentes y directivos de empresas privadas o públicas, aun no siendo expertos en comunicación ni estar necesariamente relacionados con ella o con el periodismo, han contribuido con algunas frases al mejor entendimiento de la función comunicativa por parte de quienes se responsabilizan de las relaciones públicas y, en especial, de las relaciones con los medios de comunicación. Son expresiones que aún con el paso del tiempo siguen teniendo vigencia y de las cuales es posible seguir aprendiendo.

Algunos ejemplos:

  • “Junto a hacer lo correcto, lo más importante es hacerle saber a las personas que estás haciendo lo correcto.” John D. Rockefeller (1839-1937)

El millonario petrolero que fue señalado por periodistas por sus prácticas monopolistas, fue también un filántropo y apoyó la educación, la ciencia y la medicina. Aún cuando esta frase la pronunció refiriéndose a sus obras de beneficencia, su aplicación es vigente cuando una institución enfrenta una situación de crisis mediática.

Pongamos un ejemplo: no basta con saber que hasta el 3 de febrero de este año las autoridades sanitarias federales mexicanas han registrado la existencia de 2,572 casos de contagio de influenza A H1N1, así como 292 muertes por esta cepa del virus. Lo importante es saber comunicar qué están haciendo las autoridades para prevenir una epidemia. Hasta ahora, el Presidente de la República ha hecho llamados a la población para atenderse a tiempo si se tienen malestares, y su gobierno realiza campañas de prevención y vacunación a grupos vulnerables, pero más allá de éstas, no ha decretado ni comunicado alguna acción específica de emergencia a nivel nacional.

 

  • “Una buena historia de relaciones públicas es infinitamente más eficiente que un anuncio en primera plana.” Richard Branson (1950 -).

El fundador de la marca y el grupo Virgin, que incluye 300 compañías que operan en sectores que van desde la aviación comercial, las telecomunicaciones y el entretenimiento, es reconocido por haber hecho de todo para promocionar sus empresas: se disfrazó de novia, de pirata y de piloto, intentó cruzar el Pacífico en globo, navegar el Atlántico en una lancha de motor, surcar los cielos en caída libre y, recientemente, anunció que viajaría más allá de la atmósfera terrestre en su nueva astronave LauncherOne.

Con toda esta experiencia es muy de tomar en cuenta esta frase: tener una buena historia que periodísticamente genere comentarios y réplicas durante varios días, o un vocero que pueda generar controversia, logra muchos más impactos que el más costoso anuncio en primera plana de un periódico de circulación nacional. Lo importante es tener claridad sobre los objetivos de la estrategia de Relaciones Públicas y tener presente que la creatividad, tanto de la historia como la forma en que se comunique, son elementos clave en la percepción que genere una campaña de relaciones públicas a través de los medios de comunicación.

 

  • “Si sólo me quedara un dólar de mi presupuesto, lo invertiría en relaciones públicas”. Bill Gates (1955 – )

Indudablemente el segundo hombre más rico del mundo sabía lo que estaba diciendo. Si algo hizo ser a Microsoft lo que hoy es fue, entre otras cosas, la visión de su líder sobre las relaciones públicas, a través de las cuales continuamente buscó difundir historias, no sobre lo que es su producto o su sistema operativo, sino sobre el valor agregado que el producto ofrece a los consumidores.

En otras palabras, muchas veces es más importante lograr comunicar lo que un producto hace y por qué la gente debería adquirirlo, que la inversión y la tecnología que hay detrás de ese producto. Lo importante no es comunicar que un hospital invierte varios millones en un escáner computarizado de última generación, sino los beneficios que el mismo le va a dar a los pacientes en la detección temprana de enfermedades. Aún cuando Gates ya sólo está dedicado a su fundación, sigue convencido del valor de las relaciones públicas y de la importancia de los medios de comunicación a muchos de los cuales hace donativos y ofrece cursos gratuitos de capacitación.

 

  • “¿Y yo por qué?” Vicente Fox (1942 –  y sigue hablando)

Iniciaba el año 2003. El Presidente Fox inauguraba la nueva sala de prensa de la residencia oficial de Los Pinos. Acosado por los reporteros, que solicitaban una “posición” ante el conflicto entre CNI y TV Azteca por la concesión del Canal 40, y ante la pregunta de si el Presidente no haría algo para resolverlo, Vicente Fox dio una respuesta de antología: “¿Y yo por qué?”.

Quien ocupa una posición relevante, sea en el sector público o en el privado, está siempre expuesto a preguntas coyunturales y con mayor razón cuando entra en los terrenos de los medios de comunicación. Quien asesora en relaciones públicas tiene la obligación profesional y ética de prevenir ciertas situaciones que podrían presentarse, el tipo de preguntas que podrían formular los periodistas y las mejores respuestas que se podrían dar, especialmente ante aquella pregunta que no se quisiera que algún reportero formulara (porque seguramente la harán).

Lo más grave, este caso, fue que pasó buen tiempo para que el Presidente tratara de explicar, durante una gira por el Estado de Puebla, lo que quiso decir con aquella declaración: “¿Por qué sólo es al Presidente al que se le pide sacar al país adelante? ¿Qué no somos más de 100 millones de mexicanos y mexicanas?”.

Hay muchas otras frases de las cuales se puede aprender. Transcribo algunas a continuación, para que el lector medite al respecto:

  • “Detener la Publicidad y las Relaciones Públicas para ahorrar dinero es como detener tu reloj para ahorrar tiempo.” Henry Ford (1863- 1947)
  • “Lo que no has resuelto hoy te acabará encontrando mañana.” Manual de relaciones con los medios de los New York Yankees.
  • “Si tú no dices tu historia (lo que sucedió) alguien más lo hará.” Anónimo.
  • “Una noticia debe ser como una minifalda en una mujer hermosa. Lo suficientemente larga para cubrir el tema y lo suficientemente corta para ser interesante.” Anónimo.

 

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter

BLOG

 

 

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

¿El disco compacto está condenado a muerte?
Por

2013 pasó a la historia como el año en que los mexicanos descargaron más música a través de tiendas virtuales y evitaron...