Febrero de 2018 será recordado como el momento en que comenzaron las hostilidades. Dos nuevos peleadores aparecieron —y uno más venía en camino— para desafiar al pionero de la movilidad sin gasolina en la Ciudad de México.

La llegada de startups de bicicletas compartidas, como la mexicana VBike y las chinas Mobike y Ofo, al mercado dominado por Ecobici, ocurre como un intento por destapar a la urbe más congestionada del mundo, donde los capitalinos pasan 66% de tiempo extra atrapados en las avenidas, según la empresa alemana de navegación y mapeo Tom Tom.

En un día, 7.9 millones de habitantes de la Zona Metropolitana usan el transporte público, aquellos que emplean automóvil suman 3.1 millones, y apenas 340,000 utilizan bicicletas, según la encuesta origen-destino en hogares 2017 elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Lee también: 5 razones para no tener auto en la Ciudad de México

PUBLICIDAD

La oportunidad de negocio se acelera cada año. En 2018 habrá 298 millones de usuarios ciclistas, por lo que el mercado mundial de bicicletas compartidas valdrá 2,800 millones de dólares (mdd), y para 2019 ascenderá a 3,700 mdd, según estimaciones la firma iiMedia.

“Son una buena opción en varios aspectos. En primer lugar, para la ciudad porque no tiene costo y el Estado no financiará los sistemas (como es el caso de Ecobici) con un subsidio anual bastante elevado” dice Rodrigo Díaz, urbanista y consultor independiente en temas de movilidad.

Estos nuevos sistemas son más flexibles porque, básicamente, puedes dejar las bicicletas donde sea. Pero allí también reside el principal problema, pues las compañías han invadido las ciudades con miles de unidades sin establecer claramente dónde van a estacionarlas.

El experto, con un máster de planeación urbana en el MIT, recuerda que el bike sharing produce amontonamientos en las calles, y los equipos terminan en el suelo de banquetas, pero si la regulación está hecha a la medida pueden ser muy provechosas. Su propuesta es que las autoridades exijan más estacionamientos que bicicletas a las empresas, particularmente en lugares con alta demanda.

En Estados Unidos, por ejemplo, se han establecido sistemas de puntos. Si hay mal comportamiento, se restan. Si se reportan bicicletas dañadas y se estacionan correctamente, hay beneficios.

Forbes México conversó con todos los involucrados. Te presentamos su perfil y estrategia para que más mexicanos se bajen del auto y se suban al tren de la movilidad.

 

Ecobici

  • Origen: mexicano
  • No. de bicicletas: 6,800 mecánicas y eléctricas
  • Costo del  plan anual: 409 pesos
  • Inversionistas: Gobierno de la Ciudad de México
  • Aseguradora: GNP

La chispa que comenzó todo. Esta idea nació de una estrategia de movilidad desarrollada por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Uno de sus principales ejes era hacer accesible la bicicleta a la ciudadanía. Hoy, el sistema gubernamental con cicloestaciones está por alcanzar 50 millones de viajes desde su creación en 2011.

“Cada cuarenta días se realiza un millón de viajes en Ecobici”, detalla Tanya Müller, secretaria del Medio Ambiente y encargada del sistema en entrevista.

Ecobici ha evitado 1,190 toneladas anuales de gases de efecto invernadero, equivalentes a 4.2 millones de kilómetros conducidos por un usuario de auto. La reducción potencial de  contaminantes es de 1.4 toneladas por año debido al cambio de auto al sistema estatal.

Al preguntarle por los nuevos jugadores, la funcionaria responde que los sistemas sin estaciones (dockless) son la tendencia mundial y la Ciudad de México no será la excepción. Pero dice que debe haber una regulación —que sigue pendiente— para evitar los “cementerios de bicicletas” que hay en China.

Su defensa no viene solo con regulación. El gobierno capitalino también ha desembolsado 60 millones de pesos para sumar 340 bicicletas eléctricas de pedaleo asistido con 28 cicloestaciones exclusivas, que incluyen pantallas táctiles con mapas en tiempo real,  y cargadores USB para smartphones.

Otra de sus estrategias son las cicloescuelas, desde Pantitlán a Tlalpan, en las que han capacitado a 200,000 personas para usar el sistema.

 

Mobike

  • Origen: chino
  • No. de bicicletas: 500 – 2,000
  • Anualidad: 399 pesos
  • Inversionistas: Foxconn, Line, Tencent Holdings
  • Seguro: Axa

En abril de 2016, la periodista tecnológica Hu Weiwei fundó Mobike en Shanghai para ayudar al problema de contaminación y movilidad que enfrenta China, el país más poblado del mundo. Desde entonces ha llegado a 14 países, como Inglaterra, Italia, Estados Unidos, Japón, Singapur y Australia, con más de 200 millones de usuarios y 8 millones de bicicletas.

Con 928 millones de dólares de fondeo, La firma china tiene el respaldo de inversionistas como  Line, Tencent Holdings y Foxconn, fabricantes del iPhone.

Sus bicicletas en color plata con rines naranja no dependen de cicloestaciones. Cuentan con las mayores innovaciones en bicicletas mecánicas: 60 patentes que incluyen frenos de disco, un cuadro de 22 kilos de aluminio, además de un sistema de geolocalización GPS conectado a la Nube, que monitorea la unidad en tiempo real, explica el director de asuntos gubernamentales de Mobike, Armando Reyes.

Sus planes de pago son diarios (5 pesos por viaje), mensuales (49 pesos) y anuales (399 pesos). el programa piloto con 500 estaciones se lanzó en la Delegación Miguel Hidalgo y la empresa abre su negocio a cualquier demarcación interesada de la urbe y el país.

Reyes argumenta que van de la mano con las autoridades para evitar problemas de espacios públicos. El  el bike sharing comenzó a operar sin regulación, pero Mobike está inscrito al plan piloto del gobierno —que durará 60 días— para trazar las reglas que determinarán su operación en la capital. “Nosotros y todo el mundo estamos aprendiendo sobre cómo hacerlo, lo que puede generar en una política pública que nos ayude a transitar”, responde.

El directivo revela que compartirá la información del GPS con las autoridades para generar políticas públicas que ayuden a crear ciclovias donde los usuarios las necesitan  “Imagina que tienes una encuesta origen destino en tiempo real”.

VBike

  • Origen: mexicano
  • No. de bicicletas: 500-10,000
  • Anualidad: 399 pesos
  • Inversionistas: Adobe Capital
  • Seguro: Sura

El retador mexicano se llama VBike. Con una inversión aproximada de 37 millones de pesos, esta startup quiere volver a la capital de país en una ciudad de primer mundo, dice Ricardo Pérez de Lara, director ejecutivo de VBike México en entrevista.

Este empresario asegura que VBike es la que más conoce el mercado mexicano. Su socio es el fabricante Benotto. Su valor agregado lo atribuye a ser una marca mexicana, que si bien busca hacer negocio, pretende combatir el problema de salud, movilidad y contaminación.

“10 millones de habitantes vienen de áreas de los alrededores a trabajar a la CDMX, ese es nuestro gran problema, no los 20 que vivimos aquí”, comenta.

Las 500 bicicletas en Benito Juárez funcionan de forma similar a Mobike, con un sistema de localización GPS a través de un chip que se desbloquea con la app.

El directivo asegura que compartirán con las autoridades mexicanas la información que se genere de los viales de las bicicletas y conocer mejor los flujos de los usuarios, incluso para temas de logística y horarios. Sobre el uso de la información privada, dice que solo van a monitorear el uso de la bicicleta, pero no de los usuarios, enfocándose en la demanda, oferta y zonas de empleo.

Su estrategia será insertar 500 bicicletas cada 15 días. A partir del día 45, 2,500 bicicletas en la delegación  Benito Juárez hasta llegar a 10,000. Las 40,000 restantes serán para la República Mexicana, comenzando por Metepec y Toluca, para conectarla con el tren suburbano entre ambas entidades. “Queremos ser la solucion para esa gente”.

 

Dezba

  • Origen: mexicano
  • Meta de bicicletas: 400
  • Costos: 18 pesos por viaje / 199 mensual
  • Inversionistas: propia
  • Seguro: Thona, Aba

Dezba es un sistema de bicicletas eléctricas sin anclaje de cuarta generación en México. La startup busca encontrar el equilibrio entre lo mejor de dos mundos: bicicletas compartidas y los vehículos eléctricos.

Con una inversión de 15 millones de pesos, la bicicleta ha sido adaptada de su versión de fábrica y cuenta con tres modalidades: eléctrica, asistida y análoga. La meta es que Dezba sea una opción para que los usuarios lleguen en bici a donde antes no pensaban, comenta Fernando Herrera-Lasso Sabatés, socio fundador y CFO de Dezba en entrevista.

Además, para resolver el problema de los estacionamientos, cuya regulación sigue en proceso de construcción, la empresa desarrolló un sistema de espacios virtuales para colocar los equipos y evitar que estorben en la vía pública y peatones.

“Designamos cicloestación en el viaje puedes ver cuáles son los puntos permitidos. Si no llegas a un punto autorizado no puedes estacionarla”.

El modelo de negocio incluye una suscripción mensual con viajes ilimitados de 45 minutos. La opción por viaje es de 18 pesos y la mensualidad será de 199.

“Es un costo mayor a los competidores, pero sí creemos que el sistema de bici eléctrica hace que lo valga por el mayor desplazamiento y porque te ayuda a sustituir dos o tres medios de transporte”.

La compañía prevé contar con 8,000 usuarios durante este año y expandirse a ciudades como Mérida, Cancún, Guadalajara, Monterrey, León y Puebla.

“Queremos ser muy cuidadosos en poder ofrecer el servicio a más gente. No somos de meter muchas bicicletas, queremos que la misma demanda de suscripciones sea la que dicte el crecimiento”.

 

Ofo

  • Origen: chino
  • Meta de bicicletas: 200,000
  • Costos: 4 pesos por viaje
  • Inversionistas: Alibaba, Didi Chuxing
  • Seguro: N/D

Durante abril de 2014, Dai Wei fundó Ofo en Pekín. Desde entonces, a través de su app para rentar bicicletas sin estaciones, han llegado a 250 ciudades en 21 países como China, Estados Unidos y Japón, donde tienen más de 10 millones de bicicletas amarillas.

El gigante Ofo es la compañía más grande de shared bikes en el mundo. Su  director de Norteamérica, Chris Taylor, dijo a Forbes que quieren inundar el mercado mexicano con 200,000 bicicletas.

“Por eso es importante regular. Si alguien llega con 200,000 bicicletas yo lo mando al carajo. Puede colapsar el espacio público de la ciudad”, advierte Díaz.  

Ofo dijo que quieren entrar de manera ordenada y de la mano con gobiernos estatales y locales, pues está interesado en rentar bicicletas en las ciudades de Monterrey, Puebla, Guadalajara y Oaxaca.

“Cuando implementes 200,000 bicicletas a México empezarás a ver los beneficios. Cuando piensas en el top cinco de las ciudades más grandes por población en el mundo, México y su capital son muy emocionantes para nosotros”, agrega Taylor.

 

 

Siguientes artículos

Factor humano: el liderazgo y la competitividad
Por

Las empresas tenemos la tarea de atraer, retener y desarrollar al talento adecuado, con una mirada hacia el bienestar de...