Durante la primera mitad del año, a las automotrices les tocó sortear un panorama negativo –que posiblemente continuará en lo que resta de 2019– para las ventas de vehículos ligeros en México, redoblando esfuerzos en su estrategia comercial, tecnológica y de distribución.

En el acumulado de enero a junio de 2019 se comercializaron 638,597 autos, lo que significó una disminución de 6.4% frente al mismo periodo de 2018, esto ante la incertidumbre económica, falta de estímulos fiscales, entre otros factores. Desde febrero de este año, la industria acumula caídas, de acuerdo con información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

En tanto, la producción registró un ligero incremento de 0.7% durante el primer semestre de 2019, para llegar a 1.97 millones de unidades.

En medio de este panorama, las automotrices que más han bajado su participación son: Nissan, al pasar de 22.6% en penetración de mercado de enero a junio de 2018 a 20.6% en el mismo periodo de 2019, es decir, dos puntos porcentuales (p.p) menos; FCA México disminuyó 1.5 p.p en igual lapso, para llegar a 4.9%; y Ford alcanzó 4.6%, 0.6 p.p por debajo del 5.2% que tenía en la primera mitad del año pasado.

Nissan explicó que se está enfocando en la renovación de su línea de producto, sobre todo en el segmento de sedanes, comenzando con su modelo Altima, Máxima y luego con una renovación completa para Versa.

“Continuaremos el liderazgo (nacional e internacional) en el desarrollo de vehículos eléctricos y autónomos; seguiremos fortaleciendo la experiencia de venta y servicios de nuestros clientes a través del concepto conocido como NREDI 2.1; con nuevas opciones de comercialización en línea con las cambiantes necesidades de los clientes o inclusive anticipándolas; y mediante la innovación en términos de nuestra operación de manufactura”, informó la compañía en una consulta escrita sobre sus estrategias ante la disminución en su participación de mercado.

Por su parte, FCA México, que agrupa marcas como Chrysler, Dodge, Fiat, Jeep y RAM, explicó que este año se separaron las ventas de Mitsubishi de la automotriz, lo cual se reflejó en una disminución del volumen de ventas del grupo.

Te recomendamos: Volkswagen le dice adiós al ‘Vocho’: sale el último de la planta en Puebla

“Iniciaron su camino como marca independiente después de 15 años de ser nosotros los distribuidores de sus productos, lo que se refleja en una disminución del volumen de ventas como grupo. Actualmente FCA México continúa la labor de buscar nuevas opciones de producto, que nos permitan seguir participando en todos los segmentos de la industria mexicana”, explicó la compañía.

Por ello, la automotriz aumentó de 50 a más de 150 puntos de distribución de la marca FIAT en menos de 18 meses.

En menor medida, Honda bajó su participación de mercado 0.4 p.p a 6%; mientras que Hyundai redujo 0.2 p.p a 3.4% en el mismo periodo; y Volkswagen disminuyó 0.2 p.p a 13.6%.

Por el contrario, la automotriz surcoreana Kia subió su participación de  mercado de 6.7% de enero a junio de 2018 a 7.4% en igual lapso de 2019, lo que significó 0.7 puntos porcentuales más;  Mazda también aumentó su penetración en la misma proporción, al pasar de 3.9% a 4.6% en igual periodo; General Motors incrementó ligeramente 0.3 p.p a 15.6%; Toyota lo hizo en apenas 0.1 p.p a 7.7%, y otros participantes de menor tamaño subieron 3 p.p a 11.5%.

En anterior entrevista, los directivos de Kia admitieron que el panorama luce complejo en la industria, por lo que han tenido que modificar el plan y fortalecer tanto su brazo financiero como hacerse de la digitalización en diversas áreas para mantener su meta de crecimiento durante el año.

Te puede interesar: La estrategia de Kia para esquivar las turbulencias del mercado

“Nos ha llevado a ser más creativos (la situación económica) y esforzarnos más para mantener el ritmo de crecimiento, pero hemos logrado cumplir al 100% el plan de ventas para el primer semestre…El mercado es cada vez más complejo y eso nos ha llevado a buscar nuevas formas de penetrar”, comentó Horacio Chávez, director general de Kia en México.

El objetivo de la compañía es  cerrar el  2019 con 100,000 unidades vendidas desde las 47,000 que alcanzó en el primer semestre.

La industria no ha logrado estabilizar el comportamiento de ventas ante los cambios políticos y su influencia en la economía, así como otras complicaciones de orden internacional, por lo cual la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) y la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) esperan una disminución de aproximadamente 7% al cierre del año frente a lo registrado en 2018, mientras que inicialmente se esperaba una baja de 5%.

         enero-junio

2019 2018 Diferencia
% %
Nissan 20.6 22.6 -2
General Motors 15.6 15.3 0.3
Volkswagen 13.6 13.8 -0.2
Toyota 7.7 7.6 0.1
Kia 7.4 6.7 0.7
Honda 6 6.4 -0.4
FCA México 4.9 6.4 -1.5
Ford 4.6 5.2 -0.6
Mazda 4.6 3.9 0.7
Hyundai 3.4 3.6 -0.2
Otros 11.5 8.5 3
*Elaboración propia con datos de AMIA y AMDA con base en el Inegi.
 

Siguientes artículos

Libra, la criptomoneda de Facebook: ¿un problema de seguridad internacional?
Por

El anuncio de Facebook de lanzar su propia moneda digital, ocupa un lugar en la agenda de los ministerios de Finanzas y...