La industria automotriz no vive su mejor momento, pues factores económicos y políticos han llevado a la baja las ventas de vehículos ligeros en el país, a pesar de ello, algunas automotrices han logrado crecer, entre ellas la surcoreana Kia, que lleva cuatro años de operación en el mercado mexicano.

En junio de 2019, la venta de autos registró su mayor caída en lo que va del año, al llegar a 106,398 unidades, lo cual fue 11.4% menor a lo registrado en el mismo mes de 2018, de acuerdo con la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) y la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), con base en información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En el acumulado de enero a junio de 2019 se comercializaron 638,597 vehículos ligeros, lo que significó una disminución de 6.4% frente al mismo periodo de 2018. Desde febrero de este año, la industria acumula caídas.

En tanto, Kia reporta un crecimiento acumulado de 3.5% en la comercialización de unidades en la primera mitad del año, lo cual se ha logrado a través de un impulso en sus modelos Rio y Forte, que se fabrican en México, y de la SUV Sportage, principalmente, de acuerdo con David García, director de ventas de la automotriz.

“Por otro lado, productos que no están en ese top tres siguen creciendo cuando lanzamos el Soul en el primer trimestre de este año, tuvimos una buena aceptación de la línea y luego arrancamos un programa agresivo con Sedona”, comentó el directivo.

El objetivo de la compañía es  cerrar el  2019 con 100,000 unidades vendidas desde las 47,000 que alcanzó en el primer semestre.

A junio de este año, la automotriz registra una participación de mercado de 7.4% en México, sólo por debajo de Nissan (20.6%), General Motors (15.6%), Volkswagen (13.6%) y Toyota (7.7%).

Sin embargo, los directivos en el país admiten que el panorama luce complejo, por lo que han tenido que modificar el plan y fortalecer tanto su brazo financiero como hacerse de la digitalización en diversas áreas de la empresa para mantener su meta de crecimiento durante el año.

No te pierdas: En picada, venta de autos en México

“Nos ha llevado a ser más creativos (la situación económica) y esforzarnos más para mantener el ritmo de crecimiento, pero hemos logrado cumplir al 100% el plan de ventas para el primer semestre…El mercado es cada vez más complejo y eso nos ha llevado a buscar nuevas formas de penetrar”, comentó Horacio Chávez, director general de Kia en México.

El directivo explicó que la compañía se ha apalancado de la preferencia por el diseño por parte de los consumidores, de nuevos productos financieros y alianzas comerciales con firmas como Liverpool.

De igual manera, la compañía se ha hecho de una estrategia de digitalización más fuerte para enfrentar las adversidades económicas.

“Sabíamos que sería un año complejo, diferente y con más retos, por lo cual parte de la inversión de la marca fue para concentrarnos en digitalización, es decir, mucha actividad en redes sociales, nuestra atención a los clientes y puntos de venta a través de una aplicación móvil que se llama My Sales, donde el cliente puede comparar a través de una tableta y probar crédito, más la tecnología que está en el auto”, añadió David García.

Para el 2019, la automotriz espera sumar 93 distribuidores a su red, con una cobertura del 99% en el mercado nacional, desde los 48 con los que empezaron en 2015, cuando llegaron al país.

Proveeduría local, la apuesta

La apuesta de la compañía es aumentar la proveeduría local tanto en sus servicios como en los componentes, en medio de algunos cambios comerciales por el nuevo acuerdo entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Por ello, Horacio Chávez indicó que la automotriz se ha preparado a través de la búsqueda de proveeduría local para cumplir con los porcentajes de contenido regional que establece dicho tratado.

“Todos los productos para ser exportados deben cumplir con el porcentaje mínimo (de contenido regional) y cada producto tiene diferentes variantes. En el país tenemos más de 500 compañías mexicanas que suministran a la planta de Pesquería, arrancamos desde cero y gradualmente ha crecido (la proveeduría). La estrategia es tener cada vez más proveedores (nacionales)”, añadió el directivo.

La capacidad instalada de la planta de Pesquería es de 400,000 unidades, y este año y el pasado se fabricaron 300,000 vehículos.

El T-MEC indica que el valor de contenido regional debe incrementar de 62.5% a 75% para autos y camionetas.

La compañía produce en Pesquería, Nuevo León, desde ahí  se exporta el 77% de la producción a 55 países, desde las siete naciones a las que mandaban en 2016, cuando la fábrica inició operaciones.

De lo que se manda a otros países, alrededor del 60% es para Estados Unidos y un 10% para el mercado canadiense.

Te recomendamos: 

Kia México mantiene expectativa de ventas pese a caída en la industria

 

Siguientes artículos

La construcción de una refinería en Dos Bocas en 3 años es alcanzable: Rengen
Por

El gobierno de AMLO se comprometió a que Pemex tendrá su séptima refinería en Tabasco en los próximos tres años, con un...