Durante los primeros seis meses del año, en la Ciudad de México se registraron 541 homicidios, los cuales se concentraron en las delegaciones Iztapalapa, con el 21% de los incidentes; Gustavo A. Madero, con el 18%; y Cuauhtémoc, con el 11%, de acuerdo con un documento del Semáforo Delictivo.

De dicha cantidad de homicidios, que significan un aumento del 21% en comparación con el primer semestre de 2016, 104 fueron ejecuciones del crimen organizado, que han incrementado 66% durante este año, indica la herramienta de rendición de cuentas, que se sustenta en las denuncias ciudadanas que se presentan ante cada Procuraduría General de Justicia en los estados y se envían al secretariado ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad.

“La Ciudad de México no está exenta de los problemas del crimen organizado, que se han incrementado en todo el país y las estadísticas lo confirman. Si queremos avanzar en las soluciones a toda esta violencia, es muy importante que primero se reconozcan los problemas”, destacó Santiago Roel, director del Semáforo Delictivo.

De igual manera, se ha registrado un incremento del 56% en lesiones dolosas, un alza de 19% en robo a negocio, 5% en robo a casa, y 2% en robo a vehículo.

PUBLICIDAD

El especialista señaló que las demarcaciones donde se concentra más la violencia y la delincuencia son Iztapalapa, Gustavo A. Madero, Cuauhtémoc, Benito Juárez y Miguel Hidalgo.

“La violencia se ha incrementado en todo el país y la Ciudad de México no es la excepción. De continuar la tendencia, éste será el peor año de la historia reciente de México. Es tiempo de que el país regule la marihuana recreativa y la amapola médica como un primer paso”, indicó Roel.

Te recomendamos: Narcotráfico cuesta 30 pesos diarios a cada habitante de la CDMX

“La violencia que se produce entorno a las drogas deriva de la prohibición y persecución a quienes se dedican a este negocio y también a los usuarios. Lo que debería hacerse es revisar y terminar con el paradigma prohibicionista, avanzando hacia un esquema progresivo y regulatorio, que dirija los recursos fundamentalmente a la salud. Necesitamos un paradigma de atención al tema de las drogas basado en la salud”, señaló Ernesto López Portillo, consultor internacional en seguridad ciudadana, en anterior entrevista.

El pasado 20 de julio fue abatido Felipe de Jesús Pérez Luna, alias “El Ojos”, líder del llamado Cártel de Tláhuac, por miembros de la Secretaría de Marina Armada de México (Semar) y la Policía Federal, generando una nueva discusión sobre qué tan fuerte es el narco en la Ciudad de México.

Puedes leer: Los 10 estados más inseguros, según el semáforo delictivo

 

Siguientes artículos

Disney podría convertirse en el rey del streaming para niños
Por

La Casa de Ratón tendrá todo su catálogo en línea (que incluye a Pixar, Marvel y Lucas Arts), y según fuentes, podría añ...