Olivetti fue durante décadas una compañía que demostró con creces estar adelantada a su tiempo. Con el paso de los años y a través de la innovación se abrió paso en una industria tecnológica que actualmente es dominada por los dispositivos móviles y las computadoras. Pero años atrás, la sociedad concebía a la maquina de escribir como la herramienta esencial para compartir información desde todos los ámbitos, partiendo del estudiantil y hasta llegar al profesional.

Sin embargo, hablar de Olivetti no sólo nos remite a las maquinas de escribir: detrás de la compañía se encuentra una historia de desarrollo industrial que permeó en la cultura de cada sociedad donde se hizo presente, incluida la mexicana. Lo anterior se podrá constatar muy pronto gracias a una exposición que alojará el Museo de Arquitectura del Palacio de Bellas Artes: “Olivetti Makes”, afirma para Forbes Life Claudio Landucci, miembro del Consejo de la Fundación Olivetti y ex Director de Mercadotecnia y Publicidad de la compañía.

“La filosofía empresarial de Olivetti contempló, desde su nacimiento, integrar en sus quehaceres diarios la misión y visión social, pero con la mayor orientación humana. Una responsabilidad más global y universal frente a la comunidad, no limitando la operación empresarial al simple valor del mercado en términos de ventas y ganancias en una sociedad de consumo. Podemos afirmar que Olivetti abrió brecha como empresa innovadora con responsabilidad social y fijó nuevos paradigmas”, explicó.

Olivetti

Claudio Landucci, miembro del Consejo de la Fundación Olivetti. Foto: Forbes México

También destacó la relevancia que tuvo el país para la marca italiana: “En México, la compañía participó bastante. Aquí se fabricaron varios modelos, renovando las opciones existentes: desde el uso de diferentes tipos de colores hasta la introducción del modelo portátil, que años después se adecuaría con un estuche que iba en la espalda, como una mochila”.

PUBLICIDAD

El anuncio de la exposición “Olivetti Makes” se realizó en la biblioteca de la Fundación Miguel Alemán, en la Ciudad de México. Ahí, el miembro del Consejo de la Fundación Olivetti narró que fue en 1949 cuando la empresa llegó a México como comercializadora y asociada, pero con el paso de los años y tras reportar excelentes resultados en el mercado nacional, en 1965 la compañía inició sus procesos de producción fabril estableciendo su primera planta industrial en la colonia Vallejo, al norte de la capital del país.

Olivetti

“Mi incorporación a la empresa fue como Gerente de Publicidad ese año. Desde el principio fue importante desarrollar todo el calendario de acciones que incluye la filosofía internacional de Olivetti, siguiendo las directrices comerciales y de marketing señaladas por la casa matriz”, explicó Landucci.

Y adelantó que la exposición abordará la participación especial de Olivetti en eventos conmemorativos de México, como las Olimpiadas del 68, en las que proporcionó la tecnología más avanzada para el centro de prensa que atendió a más de 5 mil asistentes procedentes de todos los países.

En forma adicional, la exposición mostrará más de 200 piezas entre fotografías, gráficos y diferentes modelos de máquinas de escribir que narran la historia de la compañía y muestran su impacto en la sociedad mexicana con su llegada al país.

Olivetti

En la exposición “Olivetti Makes” habrá una sección especial que mostrará el impacto de la empresa italiana en nuestro país, destacando su aporte en la gestión de eventos memorables, como los Juegos Olímpicos del 68. Fotos: Olivetti

La curaduría de la exposición corre a cargo del profesor Pier Paolo Peruccio, del Politécnico de Turín. Y además de piezas y gráficos, la muestra destaca la historia de Olivetti en México a través de sus cuatro plantas: Ciudad de México, Apizaco, Tepeaca y Toluca.

La exposición, en suma, documenta 110 años de Olivetti compartiendo con el público elementos característicos de su proyecto social, cultural, político e industrial. Todo, aunado a sus participaciones e influencia en los campos del diseño gráfico y de producto.

Te puede interesar: La Semana de Art Basel celebra su primera edición en Buenos Aires

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Murakami
Haruki Murakami regresa con ‘La muerte del Comendador’
Por

Después de cinco años de ausencia, el autor japonés regresa con un nuevo libro que hace homenaje a ‘El gran Gatsby’, de...